El Municipio lleva la campaña de prevención al transporte público de pasajeros.

El Municipio de Río Grande redobla los esfuerzos para prevenir el contagio de la Influenza A con un sencillo pero eficiente sistema publicitario en taxis, remises y colectivos, consistente en cartillas.
Justamente, los representantes transportistas, mantuvieron un encuentro con los secretarios Silvia Rosso y Gustavo Melella, para recibir estos volantes que serán colocados en sus respectivas unidades. Consta de una cartilla con imágenes sobre cómo se debe actuar en esta instancia, enfatizándose en dos aspectos fundamentales: la higiene, especialmente de manos y lugares manipulables como picaportes o teléfonos, y en la distancia entre personas, además del 0800 para atender las consultas.

"Consideramos muy importante que en todos aquellos transportes públicos, taxis, remises y colectivos, tengan este tipo de folletería explicativa de qué es la gripe A y cómo debemos actuar para prevenirla. Estas cartillas tendrán motivos en colores para que sea lo más comprensible posible a toda la población, para evitar el contagio de este virus", explicó Silvia Rosso.

El secretario de la Producción, profesor Gustavo Melella, explicó por su parte que "a pedido del intendente Jorge Martín, en el marco de de esta campaña de prevención que ha encarado el Municipio, se va a ampliar la campaña para comunicar más; él mismo sugería la idea de trabajar con los taxis y remises y se venía ya comentando con algunas paradas de los taxis, esta posibilidad de poner en los mismos vehículos, algún sistema de comunicación como una cartilla en donde pudiera informarse".

Agregó que "los taxis y remises son un medio de transporte muy importante en la ciudad, lo mismo que los colectivos; la idea es que con el área social, podamos llevar adelante esta idea del Intendente; este método de prevención a todo el sector privado y si bien el transporte de pasajeros es público, lo operan los privados".

Melella confió que el trabajo se realizará con los mismos choferes "porque ellos tienen contacto permanente con personas y de este modo pueden contribuir con la prevención para evitar la propagación de la enfermedad".

Cabe destacar que trabajadores del volante celebraron la idea y se mostraron dispuestos a colaborar con la sociedad. "taxistas y remiseros tienen una función social muy importante, más allá del trabajo en sí, ellos muchas veces llevan el contacto y como ellos mismos dicen, son el termómetro de la ciudad y el nivel de información que ellos transmiten es importante, pero tienen que ser con datos precisos que le sirvan al vecino, que no confundan y que lleven a la tranquilidad de la población, sobre todo en la prevención. Por eso digo que ellos también tienen una función educadora, por llamarlo así, y de informadores muy importante para tratar de ayudar entre todos para que la enfermedad se frene", concluyó.

Comentá la nota