El municipio lanzó un plan de manejo para los boliches

A partir de hoy, inspectores de Bromatología y Habilitaciones reforzarán su presencia en boliches y confiterías para supervisar que se extremen las medidas de higiene en esos espacios de amplia concurrencia de público. Quienes no cumplan con lo establecido, correrán el riesgo de ser sancionados.
Como parte de las medidas impulsadas desde hace más de un mes por el municipio de Comodoro Rivadavia para evitar el contagio de la gripe A H1N1, autoridades mantuvieron una nueva reunión con responsables de los boliches bailables de la ciudad. En esa reunión el secretario de Gobierno, Guillermo Almirón, brindó detalles respecto del plan de manejo que la comuna les exigirá a este tipo de comercios nocturnos.

"Más allá de que, en algunos lugares, han extremado las medidas y no se han generado picos nuevos de gripe o casos sospechosos, no debemos bajar los brazos porque, justamente, estamos a una altura del año en la que todavía se espera una ola de frío mayor, con lo cual puede haber una mayor cantidad de enfermos", evaluó Almirón, quien consideró fundamental, una vez más, el trabajo en torno a la prevención.

El plan presentado por el municipio ante los responsables de confiterías y boliches bailables incluye nuevos ítems, más allá de los establecidos por ordenanza en el marco del Código Edilicio, el cual prevé, por ejemplo, la concurrencia de una sola persona por metro cuadrado. Puntualmente, "esta cuestión se debe respetar a rajatabla".

Y si bien reconoció como "engorroso" el hecho de efectuar los controles en el ingreso a los boliches, debido al importante flujo de gente que allí se acumula, "en esta oportunidad se van a redoblar los esfuerzos y se va a asistir, desde otras áreas municipales, para que estas resoluciones se concreten", subrayó Almirón.

PROFUNDIZAN CONTROLES

Las nuevas medidas establecen, entre otros aspectos, la necesidad de que los locales cuenten con un encargado de limpieza que, cada media hora ó 45 minutos, limpie la superficie "a fondo", especificó Almirón. También recordó la implementación del rocío de amonio cuaternario en esos espacios, tal como anunció el propio intendente Martín Buzzi la semana pasada.

Ese servicio será brindado por el municipio como parte de la desinfección que presta permanentemente en la ciudad aunque, en algunos casos, los propios dueños de los boliches optaron por comprar el equipamiento y el producto para efectuar la limpieza de forma permanente. Hay que considerar que el producto puede aplicarse, sin inconveniente, en diversas superficies, tales como las de las mesas, barras, pisos y vidrios.

A pedido del Ejecutivo, personal de las áreas de Habilitaciones, Bromatología y Veterinaria, recorrerán a partir de hoy los locales para chequear que se cumpla con las medidas de higiene solicitadas por el municipio, y porque, inclusive, "el fin de semana pasado tuvieron lugar algunas denuncias respecto de uno que carecía de agua", argumentó el funcionario.

El secretario de Gobierno reiteró la importancia de que, de ser posible, la población evite concurrir a este tipo de espacios cerrados, en los que se conglomera un importante cúmulo de personas durante los fines de semana. Sin embargo, consideró que la decisión de asistir a los mismos depende de la responsabilidad individual.

Disposiciones a cumplir por los locales nocturnos

- Duplicar el stock de jabones asépticos.

- Garantizar el normal fluido de agua con inspecciones previas por parte del personal técnico de cada local.

- Asegurar la limpieza integral de los sanitarios en forma frecuente, como mínimo cada una hora con cierre de acceso al baño.

- Pulverizar los ambientes con amonio cuaternario, que no es tóxico para el ser humano y combate todo tipo de gérmenes, virus y bacterias y evita, incluso, la formación de hongos.

- Habrá un control del municipio y la policía con puntos fijos en los principales locales nocturnos.

Comentá la nota