El municipio invirtió unos 250 mil pesos en este nuevo espacio: Inauguraron el laboratorio del hospital

Cuenta con tres aparatos de última tecnología. El doctor Héctor Boffi estará a cargo de ese área.
Un laboratorio que aportará importante aparatología en el servicio de salud fue inaugurado anoche en el Hospital Municipal “Pedro T. Orellana”.

El área estará a cargo de Héctor Boffi, como Jefe de Servicio de Diagnóstico y Tratamiento. El doctor fue uno de los oradores en el acto de ayer, junto a la directora del hospital Marta Pérez y el intendente municipal Jorge Barracchia. También estuvieron presentes varios integrantes del gabinete, concejales, médicos y el ex director del nosocomio, Enrique Vilbazo (también Raúl Delamata, que aún sigue trabajando en un área). Este nuevo espacio que demandó una inversión por parte del gobierno municipal, de unos 250 mil pesos, comenzará a funcionar a partir del próximo lunes 10 de noviembre.

UNA NECESIDAD

La primera en hacer referencia al nuevo laboratorio fue la directora del hospital, Marta Pérez. La doctora destacó que a raíz del “crecimiento poblacional que últimamente hubo en Trenque Lauquen se hizo necesario que se modificaran algunas cosas en el hospital para poder abastecer a la mayor demanda que tenemos”. Y aseguró que “día a día se están atendiendo mayor cantidad de pacientes y todo eso hacía que hubiera que hacer algunas modificaciones, también al nivel del laboratorio de análisis clínicos”.

La titular del hospital dijo que “actualmente el laboratorio estaba trabajando con tres laboratorios privados contratados para tal fin pero como la demanda ha aumentado, era necesario uno dentro del hospital”. Y por último, aseguró sentir “una gran satisfacción al tener la aparatología de última generación que se ha adquirido” y poder así “satisfacer la necesidades de la población”.

EL RESPONSABLE

Héctor Boffi, Jefe de Servicio de Diagnóstico y Tratamiento, estará a cargo de esta nueva área. A su turno, destacó que “un hospital de lujo como el que tenemos, se merece un laboratorio de estas características que plantea aparatología de punta y también un rico material humano dispuesto y al servicio de la comunidad”. En ese sentido, explicó que uno de los aparatos nuevos es un autoanalizador que permite el procesamiento manual con una computadora incorporada “e implica la posibilidad del estudio simultáneo de entre 48 y 60 muestras en un tiempo muy limitado, y que hace a lo que llamamos bioquímica clínica, como en los casos de colesterol, glucemia y otros elementos fundamentales y básicos”. Otra adquisición importante fue la del contador de glóbulos “que permite determinar la cantidad de glóbulos rojos y blancos, plaquetas y las características de estos elementos que sirven como método diagnóstico específico. Hay 21 parámetros a determinar, es decir, 21 estudios para estas cuestiones”. Y por último, explicó Boffi, se compró “un aparato que implica la posibilidad de poder determinar con una precisión extraordinaria, potasio y sodio que son dos elementos imprescindibles para el medio interno” (ampliaremos).

Comentá la nota