Municipio intensifica acciones de recupero de deuda e impulsa embargos y remates

Procuración Fiscal ordenó subastar tres propiedades la semana pasada y tiene otras diez en carpeta para diciembre. Buscan agilizar los expedientes y reducir la morosidad otorgando facilidades de pago. No descartan embargar cuentas bancarias.
A tono con las acciones encaradas desde los distintos estamentos de gobierno en busca de incrementar la recaudación y reducir los niveles de morosidad, la Municipalidad de Córdoba intensifica las acciones de recupero de deuda. A través de la Dirección de Procuración Fiscal, y bajo amenaza de embargo y remate, el municipio implementó un plan para apurar la resolución de las causas judiciales originadas en deudas impositivas.

En este contexto, la semana pasada se procedió al remate de tres propiedades (un terreno en barrio San Vicente, una casa en barrio Las Magnolias y un departamento en barrio Güemes), a las que se sumarán una decena más, que serán rematadas durante el mes de diciembre y febrero del próximo año.

Entre los inmuebles próximos a ser subastados se encuentra un lote de 315 metros ubicado sobre la calle La Tablada, en las cercanías del Club Belgrano y los predios de la ex Cervecería Córdoba. La fecha fijada para el remate es el 15 de diciembre. El 10 de diciembre en tanto, se rematará un departamento en barrio General Paz.

Cabe señalar, que las acciones llevadas a cabo por la Dirección posibilitan en muchos de los casos evitar llegar a la instancia del remate, ya que al ser notificados los contribuyentes en mora, se acercan a las dependencias municipales a cancelar sus deudas. Actualmente, la Dirección administra unas 200 mil causas, con una deuda total cercana a los 140 millones de pesos (300 millones si se computan los intereses). Entre los expedientes más emblemáticos se puede mencionar por ejemplo la deuda que acumula una playa de estacionamiento, propiedad de la Congregación de las Carmelitas Descalzas. La misma asciende a 49.900 pesos, aunque con el beneficio que otorga el pago con Certificados de Cancelación de Obligaciones Municipales (Cercom), la cifra desciende a 24 mil pesos. Sin embargo, para las autoridades municipales no ha sido nada fácil recuperar dicha deuda, aún cuando han enviado numerosas intimaciones a la Congregación que explota comercialmente el lugar.

“El objetivo es reducir lo más posible la cantidad de deuda y lograr que los contribuyentes regularicen su situación. Si es necesario llegar a la instancia del remate lo haremos porque es indispensable regularizar la situación de los contribuyentes con deudas al fisco”, señaló Damián López Brandenburg, director de Procuración Fiscal municipal.

La decisión de avanzar con las causas judicializadas, llegando incluso a rematar propiedades y automotores, forma parte del paquete de medidas implementando por la actual gestión municipal. La presión ejercida sobre los contribuyentes deudores resulta novedoso, ya que hacía más de ocho años que el municipio no ejecutaba remates. Hay que destacar que, pese a la voluntad de continuar con las acciones encaradas, los casos especiales son contemplados. Antes de proceder al embargo, la Dirección analiza la capacidad contributiva de los deudores, así como también las características del bien a rematar (por ejemplo, no se subastarán viviendas únicas). El listado de causas abarca deudas del Inmobiliario, Automotor, Comercio e Industria, así como también, planes de pago que no fueron completados.

Presentación

El director de Procuración Fiscal adelantó que realizará una presentación formal en el Colegio de Escribanos, en donde advierte sobre la actuación de un profesional en la venta de una propiedad con una abultada deuda municipal. Para el funcionario, el profesional avaló con su firma la operatoria que podría significar un perjuicio para las arcas municipales, ya que de esta manera el deudor eludió responsabilidades.

Comentá la nota