El municipio no hizo la tercera parte de las obras votadas por los vecinos

El secretario general de la Municipalidad, José Garibay, reconoció ayer que está pendiente la concreción del 30 por ciento de los proyectos de vecinos votados en el marco del Presupuesto Participativo entre 2005 y 2008.
No obstante, y en sintonía con el curso prefijado por la gestión de Miguel Lifschitz, signado por el ajuste de recursos, garantizó para el año próximo el cumplimiento de las obras elegidas por los rosarinos, fundamentalmente aquellas con un fin social.

Frente a las críticas que apuntaron al uso de la herramienta destinada a que los ciudadanos definan cómo se gastará parte del presupuesto municipal y a la reciente merma de votantes en los distritos, Garibay explicó a La Capital que entre 2005 y 2008 los rosarinos optaron por "668 proyectos, de los cuales 410 (un 60 por ciento) fueron cumplidos, mientras que otras 60 iniciativas (el 9 por ciento) están en ejecución".

"Hay una deuda aproximada de 190 proyectos, es decir, casi el 30 por ciento, en su mayoría emprendimientos urbanos, de desarrollo de obra pública", admitió.

Trabas. Según Garibay, "haberles dado factibilidad a proyectos que conllevan gestiones inconclusas por su complejidad, como la apertura de calles o la compra de terrenos para hacer plazas", es una de las causas de la dilación.

En ese sentido, ejemplificó con la adquisición de tierras para emplazar un Centro Crecer (hoy en ejecución) en el Distrito Sur, trámite que insumió dos años.

El otro motivo de la demora se centró "en las generales de la ley de la situación presupuestaria" del municipio.

"Este año, con la crisis financiera y el aumento de los costos, la prioridad la tuvo el gasto social y la obra pública incluida en el Presupuesto Participativo experimentó un ajuste, pero igual se va cumpliendo", argumentó Garibay.

No obstante, procuró disipar cualquier tipo de duda: "Los proyectos adeudados están en el programa de ejecución para 2009, más las iniciativas votadas por los vecinos días atrás".

La Municipalidad acaba de enviar al Concejo el proyecto de presupuesto para el año próximo, que contempla un aumento superior al 15 por ciento en relación con el de 2008 y un 37 por ciento para destinar a Salud Pública, Promoción Social y Cultura.

En esa línea, el pregonado ajuste en la obra pública trae aparejado un desafío para el Presupuesto Participativo.

Compromiso. "Cumpliremos con aquellos proyectos centrados en lo social. Además, la proyección general de gastos contempla 30 millones para lo votado este año", aseguró.

Asimismo, Garibay sostuvo que para los emprendimientos adeudados "habrá que buscar un apoyo financiero de la Nación o la provincia a través de diversos programas".

De todos modos, en el Palacio de los Leones el balance es positivo. "El Presupuesto Participativo se enriquece año a año. Lamentablemente, en esta coyuntura tenemos un pequeño atraso que, a su vez, genera un impacto en la participación ciudadana", indicó.

El funcionario aludió, de este modo, a lo ocurrido en noviembre pasado, cuando una menor cantidad de rosarinos votó para definir las obras prioritarias en sus respectivos barrios.

Para Garibay, "la calidad del proceso se da por el cumplimiento de lo que el ciudadano elige, por lo que hubo un retroceso de 6.800 a 6.000 votos, menos del 10 por ciento, aunque el desafío es recuperarlos".

Respecto de los inciertos días por venir en materia económica, el funcionario sentenció: "De poder mantener los ingresos y no aumentar los gastos, deberíamos cumplir. De lo contrario, el ajuste pasará por la obra pública, pero no por lo social".

Sin actividad

Mañana se celebrará el Día del Empleado Público, razón por la cual no habrá actividades en dependencias de la provincia y la Municipalidad. Aunque la inactividad en las oficinas públicas se extenderá hasta el martes próximo. Es que el lunes regirá el feriado por el Día de la Virgen del Rosario.

Comentá la nota