El Municipio se hizo cargo del pavimento en Alto Verde

Luego de la rescisión del contrato con la empresa

Con personal de la Dirección de Obras Pública, la Municipalidad se encuentra dando continuidad a la obra de pavimento en Alto Verde. Ya fueron pavimentadas algunas de las cuadras más críticas: las que durante meses habían quedado abiertas y sin terminar. Además se avanzará sobre Urquiza y Dámaso Valdés, para dejar cubiertas las 72 cuadras que el plan contemplaba originalmente. Funcionarios y concejales recorrieron la obra.

En barrio Alto Verde, donde se ejecuta una muy demorada obra de pavimento, comenzaron a verificarse trabajos llevados a cabo por personal municipal. Luego del retiro de la empresa que tenía a su cargo los trabajos, varias cuadras habían quedado abiertas pero sin pavimentar, lo que durante meses generó innumerables molestias para los vecinos.

Funcionarios municipales y concejales del justicialismo recorrieron este viernes la zona, supervisando la finalización de los trabajos en algunas de esas cuadras conflictivas. La comitiva estuvo encabezada por el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Emilio Racosevich, quien llegó al lugar acompañado de los concejales Mauricio Larroucau y Diego Marqués, y el titular de Desarrollo Barrial y Promoción a la Comunidad, Rodolfo Stelzer. A este grupo se sumó la presidenta de la comisión vecinal de Alto Verde, Mirta Ceballos.

Mientras el personal municipal trabajaba en la flamante carpeta de hormigón que cubre –ahora sí- la cuadra de calla Francia, entre Ugarte y Melián, Racosevich reconoció que "se trata de una deuda pendiente que teníamos con los vecinos de este barrio".

El funcionario recordó que la obra estuvo demorada en medio de una situación que desembocó en la rescisión del contrato con la empresa ejecutora, pero en este sentido comentó que "luego de charlarlo bastante, los vecinos han entendido que este tema escapó a la responsabilidad de la Municipalidad, dado que es una obra encargada por la Nación".

Cuadras "críticas"

Explicó además que los trabajos actuales están centrados en las "zonas críticas", en referencia a aquellas cuadras que habían sido abiertas y que luego no fueron terminadas por la empresa. Estas cuadras inconclusas habían motivado enérgicas quejas por parte de los vecinos, quienes luego de cualquier lluvia veían cómo sus calles quedaban inundadas, sin permitirles siquiera sacar los vehículos de sus cocheras.

Sobre Ugarte, los trabajos ya fueron concluidos. Y luego de terminar de pavimentar con hormigón calle Francia, restarán otras dos cuadras "críticas" sobre Melián.

En un plan que originalmente preveía la pavimentación de 72 cuadras, aún restan casi 20. Racosevich explicó que el plan será finalizado íntegramente por la Municipalidad. Entre las arterias que todavía deben ser pavimentadas se encuentran Dámaso Valdés y Urquiza, que si bien siguen siendo de tierra, al no haber sido preparadas para recibir el pavimento, no generaron inconvenientes para los vecinos.

Acerca de las calles abiertas y sin pavimentar –que habían quedado hasta casi un metro debajo del nivel de las veredas-, Racosevich opinó que se trató de una maniobra de parte de la empresa, "como una manera de presionar al Municipio".

Luego de calificar de "chiquero" a las condiciones en que habían quedado estas cuadras, el Secretario de Obras y Servicios Públicos insistió en que "nosotros no podíamos intervenir en la obra, porque era contratada por el nivel nacional".

Acerca del origen de los fondos que posibilitan los actuales trabajos, Racosevich explicó que "a través de nuestros abogados y los de la empresa, pudimos destrabar los fondos provenientes de Nación, para que pudiéramos ejecutar la obra desde la Administración local". A esos fondos, se suman además los aportes de los vecinos.

Comentá la nota