El Municipio y el gremio buscan cerrar hoy el acuerdo salarial

Anoche, las partes cruzaban propuestas para llevar una definitiva a la Secretaría de Trabajo. A primera hora se volverán a reunir el fiscal y el abogado sindical. La audiencia está prevista para el mediodía
En el marco de la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, el Municipio y el Sindicato de Trabajadores Municipales buscarán hoy cerrar el acuerdo salarial que le ponga fin al conflicto municipal.

Anoche, las negociaciones entre las partes estaban a full. Según pudo conocer PUNTAL, continuarán a primera hora de hoy.

"Las conversaciones están avanzadas. Las partes han cedido posiciones y se está a la búsqueda de sellar un acuerdo", dijeron a PUNTAL fuentes consultadas.

Y acotaron: "Se espera que en la reunión de mañana (por hoy) en Trabajo haya fumata blanca".

Las fuentes también dijeron que "hay dos propuestas en danza, correspondiendo una al Municipio y la restante, al sindicato".

Sin embargo, al cierre de esta edición, no trascendieron detalles de una ni de la otra.

La audiencia en la Delegación Río Cuarto de la Secretaría de Trabajo será a las 12. Será presidida por la delegada Marcela Santini.

En representación del gobierno local, concurrirán el secretario de Gobierno, Carlos Ordóñez, y el fiscal municipal, Hernán Di Santo. En tanto que por el gremio irán el dirigente sindical Walter Carranza y el abogado Marcelo Bressan.

El gremio municipal, conducido por Carranza, se encontraba anoche reunido en la sede sindical analizando la contrapropuesta a presentar hoy en Trabajo.

Previamente, Di Santo se reunió con Bressan para definir los detalles del acuerdo. Hoy, antes de concurrir a la audiencia laboral, se volverán a encontrar.

Los criterios que se convirtieron en eje de la discusión entre las partes en torno de un acuerdo salarial por estos días fueron los siguientes:

Encontrar una síntesis entre lo que se reclama y lo que se está dispuesto a dar. Esto es entre los $ 400 retroactivos pedidos por el gremio y los $ 200 que ofreció el gobierno local.

En caso de coincidir con esto, el paso posterior es definir la forma de pago. Es decir que, de acordar un desdoblamiento, con qué frecuencia en el tiempo se hará.

Superados estos dos escollos, queda por resolver cómo funcionará la mesa de discusión salarial durante el 2010.

En el marco del conflicto, que alcanzó picos de máxima tensión, hubo gestos de ambas partes que distendieron el clima de virulencia.

Por un lado, la decisión del intendente Juan Jure de recibir a Carranza en su despacho, junto con el resto de la comisión directiva del gremio, y por el otro la autorización de la asamblea al dirigente gremial para que negocie con libertad en la Secretaría de Trabajo.

En el fondo, el acuerdo implicará ceder posiciones entre las partes.

Comentá la nota