«El Municipio de Río Grande ha cambiado mucho en los últimos años. No es el mismo»

El Intendente de la ciudad realizó un balance del año que finaliza al que consideró «positivo» a pesar que termina en una situación de incertidumbre.
Volvió a considerar la cuestión habitacional como el problema a resolver y volvió a criticar la actitud adoptada por el Gobierno provincial en este asunto. Además dijo que la relación con el Ejecutivo fueguino no ha sido buena «porque siempre interpretaron que nuestro reclamo por la deuda era injusto». Sostuvo que la Nación está en deuda con Tierra del Fuego en cuanto al respaldo en materia de infraestructura. Habló además de los sueldos municipales, los servicios públicos, y de la relación con el Concejo Deliberante. Trazo sus esperanzas porque en 2009 los efectos de la crisis financiera sean menores.

«Un año más que positivo. Termina en una situación distinta a la que empezó, pero no podemos decir que sea malo», consideró el intendente Jorge Martín analizar ejercicio que hoy finaliza en el momento de hacer un balance de lo desarrollado durante el 2008 desde el Municipio y las expectativas centradas en el próximo año en el marco de un proceso que se muestra complicado.

Martín recordó que el que termina fue un año que comenzó con muchas expectativas, «con pleno empleo, buenos niveles de producción, consumo, desde la cuestión económica el conseguir que se nos garantizará el goteo diario nos permitió afrontar compromisos e ir organizándonos para poder concretar obras, hubo una demanda social controlada, se pudo resolver la terminación de los lotes en chacra XI, todo a pesar que aún se mantiene una gran deuda por parte del Gobierno».

A pesar de este primer análisis, el Jefe Comunal lamentó que «el año termina dentro de un contexto internacional, nacional y provincial malo con mucha incertidumbre sobre lo que va a pasar, como lo que estamos viendo en las fábricas, que está afectando al consumo interno».

En este sentido recordó que en los últimos dos meses del año prácticamente se le dio un brusco freno al nivel de gasto en el Municipio, «porque debemos estar alertas por lo que puede venir», subrayó.

Para el Intendente de la ciudad el tema que demanda la mayor atención sigue siendo el problemática habitacional, «porque sigue siendo fuerte».

«En los últimos meses hemos tenido contacto con familias asentadas en la Margen Sur, porque los políticos que hicieron campaña con la necesidad de ésta gente después de un tiempo no han vuelto, es más ninguno les dio respuesta, pero terminó el Municipio dialogando con todos los vecinos del sector para ver si se puede trabajar con el Banco y el IPV, para resolver los distintos problemas habitacionales en la ciudad», sostuvo.

Martín insistió en que en esto «es como que el Gobierno deslinda esa responsabilidad, por eso creo que el problema de la provincia son dos: uno es el problema económico, lo que no quiere decir que no deban gestionar ante el Gobierno nacional el tema de la crisis habitacional, pero vemos que no hay nuevo planes, hay fracaso en las licitaciones para escuelas y jardines, y esto también nos debe preocupar».

«Por eso hemos tomado el rol de mediadores para que se resuelva definitivamente esto, y el Municipio, en las posibilidades que tenga, ir comprando o convenir para obtener tierras, gestionar fondos para infraestructura frente a la necesidad que existe, como lo hemos hecho con el ducto cloacal que será una solución para chacra XIII, cuando debería haber sido al revés», remarcó.

El Sureño: ¿Da la sensación que en la relación con Nación, al menos en los últimos dos años, que si bien es buena, no existe aporte o acompañamiento en cuestiones importantes a nivel local?

Tuvimos un fuerte acompañamiento en cuanto a nivel social, a través del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Social, lo que nos permitió reforzar la política de la Secretaría de la Producción de generar puestos de empleos genuinos, con créditos o con planes como el Manos a la Obra. Pero en cuanto a infraestructura prácticamente nada, estamos luchando para que se defina lo del gasoducto fueguino para poder habilitar el gas para todas nuevas urbanizaciones. Mire que paradoja: la ciudad invierte 17 millones de pesos en un colector cloacal, pero la Nación no ha dicho qué ha invertido para resolver el tema del gas de la ciudad. Por eso es como que el Gobierno nacional está en deuda en cuanto a la infraestructura de Tierra del Fuego.

ES: ¿La aprobación por unanimidad del Presupuesto 2009 puede ser una bisagra para mantener una relación política e institucional más fluida con el Concejo Deliberante?

La relación con el Concejo Deliberante este año ha sido muy buena, ha sido cauta, a la expectativa de lo que sucede con la Provincia. De hecho la aprobación por siete votos del presupuesto determina que todos los Concejales son partícipes de lo que vaya a hacerse en la ciudad. Gracias a esto se termina el año bien, porque da la pauta de madurez y da la pauta de expectativa con respecto al Gobierno provincial, una muestra de esto es que hacia fin de año el Concejo nos indicó que hagamos todo el esfuerzo para cobrar la deuda que tienen con el Municipio. Por eso creo que se adquirió adultez, terminando con discusiones superfluas que no llevan a nada, y esto es muy positivo.

ES: ¿Espera que en 2009 la cuestión salarial se resuelva, frente al nuevo reclamo de recomposición?

Creemos que, como lo hicimos a principios de año, trabajamos en base al proceso inflacionario. Hoy está tranquila, pero de hecho hay una suerte de atraso, pero para febrero o marzo se va a trabajar sobre un nuevo incremento, lo que no se es la cifra final. Nosotros tenemos un presupuesto de 30 millones de pesos menos que Ushuaia, igualmente el presupuesto habla de un incremento que fija un valor, pero no es el porcentaje definitivo.

En este punto, el Intendente rechazó los dichos de la conducción de la ASOEM sobre un incumplimiento de las actas acordadas. «Están todas cumplidas, o existe una mala información o alguien no quiere decir lo que tiene que decir», señaló.

ES: ¿Cómo proyectan el próximo año?

«Como Municipio apostamos mucho al 2009, tenemos nuestras dudas, si se respeta el factor económico con la coparticipación, vamos a poder funcionar bien, tenemos proyección de obras muy interesantes que nos piden los vecinos, como más pavimento, y seguir cubriendo las demandas»

Martín evitó comparar que los efectos negativos que se puedan producir por la crisis financiera sean parecidos a la del 2001, «pero si va a ser delicada, lo que creo es que no va a perdurar en el tiempo, primero porque dependemos de un contexto internacional por lo que todo lo que se haga deberá ser para salir lo antes posible. Argentina ya está viendo los efectos, porque cuando no hay consumo interno, a la industria fueguina le afecta, por lo que la situación se puede presentar complicada, pero si los ingresos se mantienen el 2009 puede ser igual que el 2008».

ES: ¿ Considerando la expansión de la ciudad, cómo se piensa llegar con los servicios públicos?

Siempre vamos a ir detrás de la demanda. Cuando teníamos todo listo con los colectivos, meses después llegaron a la ciudad seis mil nuevos residentes, lo que genera que cualquier plan que se haga se rompa. En el caso del agua y cloaca existen los presupuestos para ir resolviendo estas alternativas, estamos trabajando con la UTN en un Plan Director para ver qué hacia donde debemos apuntar respecto del crecimiento de la ciudad, como el nuevo colector cloacal. Respecto a la otra infraestructura lo vamos llevando, pero siempre hemos ido un paso atrás, porque el crecimiento de la ciudad, con una fuerte migración interna y el propio crecimiento vegetativo es muy fuerte. En los últimos dos años hemos aumentado en más de 12 mil habitantes, y esto complica toda programación.

ES: ¿Cree que el Municipio de Río Grande ha logrado cumplir con los nuevos lineamientos respecto de establecer un nuevo rol del estado municipal hacia la sociedad, no solamente que haga pavimento sino también que accione en otros aspectos?

El Municipio ha cambiado mucho en los últimos años. No es el mismo. Desde el momento que se creó la Secretaría de la producción se produjeron puestos laborales y esto antes no lo hacía, antes teníamos un área de Medicina Preventiva que tenía tres o cuatro personas, hoy tenemos una Dirección amplia con área como el Centro de Atención Primaria en chacra II, somos el Municipio coordinador en la Patagonia en el programa de Municipios Saludables. Además tenemos móviles sanitarios recorriendo la ciudad, y esto antes no existía, y con todo esto hemos logrado reforzar la atención primaria en la ciudad. En Deportes se terminó el gimnasio en la Margen Sur, hicimos la ampliación del gimnasio en chacra II, otro en Margen Sur, se ha trabajado mucho y se dio suma importancia a la actividad deportiva con la Agencia Municipal, en todos las disciplinas, hemos crecido. En cuanto a Cultura creamos un edificio que concentró los talleres culturales y eventos de todo tipo, pero fue tanto el éxito que ahora tenemos talleres por toda la ciudad. No sé si es mejor o peor, pero es un Municipio distinto.

Los puestos laborales

«Otra gran preocupación que tenemos es, que si sigue habiendo mayor afluencia de gente a la ciudad, cómo repercutirá esto en la cuestión habitacional y el ocupacional, porque por lo que vemos no todas las fábricas van a retomar el ritmo que iniciaron en el 2008», enfatizó Martín.

Sobre esto último recordó que durante el 2008 a través de la Secretaría de la Producción se capacitó a mucha gente en oficios, pero recordó que «no es suficiente, porque el Municipio es nexo entre el particular y el sector del trabajo. Seguiremos en esto pero si las puertas de las fábricas están cerradas difícilmente nosotros podamos capacitar o ubicar gente».

Por eso entendió como una necesidad que «las medidas que se han tomado a nivel nacional tengan una rápida conducción, porque si estas medidas anunciadas por la Presidenta de la Nación no se ponen en práctica difícilmente podremos resolver los problemas laborales de Río Grande».

Una «mala» relación con el Gobierno provincial

«Al Gobierno provincial le está faltando gestión, definir un plan, porque ha transcurrido un año y no hay un plan claro, sobre todo en cuanto a contener el factor económico. Se está peleando por la «ley corta», por inyecciones de capital a través del sector privado, pero la provincia en sí no tiene un plan definido sobre el que uno puede saber cuál es el resultado que se espera en un tiempo no muy largo», insistió el intendente Martín.

«Por eso me parece positivo que los legisladores le hayan dado un plazo a la ley corta, porque el objetivo que se tiene con esta norma es que haya un verdadero desarrollo económico por parte del Gobierno provincial para decir si esa ley sirve o no, porque si sirve sólo para sacar más dinero del sector privado para enjuagar déficit del Estado provincia me parece que no sería un buen objetivo», advirtió.

En este capítulo, Martín entendió que «la relación Gobierno-Municipio no ha sido buena porque siempre interpretaron que nuestro reclamo por la deuda era injusto, pero como Intendente tengo el deber de reclamar fondos que son de la ciudad y más cuando hubo un compromiso que no se cumplió».

«Parece como que siempre hemos sido enemigos por haber reclamado lo que tenemos que reclamar, no hemos puesto palos en la rueda al Gobierno, hemos estado a la expectativas de qué genera, junto con la esperanza de la gente, pero particularmente no veo un plan. Es como que el Gobierno está ahogado, pero debe salir rápido», dijo.

En este sentido salió al cruce de los rumores sobre un intento por plantear un nuevo rol para los municipios en la provincia, con la coparticipación como fondo de debate. «Cuando no pueden gobernar, empiezan a hablar que los municipios son ricos y la provincia pobre. Pero la realidad es que la provincia está muy mal administrada y no han corregido el rumbo y los municipios están bien administrados y han corregido su rumbo, y hoy podemos ver el fruto de una política bien aplicada», remarcó.

Comentá la nota