El Municipio fundamentó el proyecto que regula horarios de la nocturnidad

El doctor Gustavo Fernández, de la Secretaría de Gobierno, explicó los objetivos de la iniciativa que pretende instaurar un tope de tiempo a la actividad de los boliches de la región durante los fines de semana. Destacan la importancia de la aplicación de esta norma como herramienta de control, sugiriendo a la vez que la apertura sea más temprano.
DE LA REDACCION. La amplitud de horario entre la apertura y cierre y el incremento notorio que ha registrado la actividad que desarrollan los locales de esparcimiento nocturno en los últimos años, lo que en algunos casos causan molestias a los vecinos, ha generado que diferentes municipios de esta región en la provincia de Buenos Aires busquen unificar un tope para la finalización de cada jornada. “Es necesario reglamentar y controlar las actividades de esparcimiento nocturno a fin de bregar por la seguridad, tranquilidad y salubridad de los jóvenes y de la población”, explicó a LA OPINION el secretario de Gobierno, Gustavo Fernández.

“Queremos regular las horas de esparcimiento promoviendo una apertura más temprana de dichos establecimientos”, agregó el funcionario municipal sin dejar de reconocer que el factor tiempo no es el único determinante de la realidad que se vive en la noche: “Una de las principales causas que ocasionan disturbios, accidentes y diversas situaciones de violencia, es el consumo desmedido de alcohol por parte de la juventud”.

En esta línea referenció que “esta problemática se evidencia durante los fines de semana en distintos ámbitos, habiendo adoptado muchos grupos de jóvenes la costumbre de reunirse en casas de familia, quintas o lugares privados”. Es lo que en la jerga juvenil se denomina “la previa”. Consiste fundamentalmente en “hacer tiempo” con amigos y consumir bebidas alcohólicas. “Dicha costumbre –entienden las autoridades- tiene como principal causa el horario excesivamente tardío de apertura de locales bailables, pubs y otros establecimientos similares”.

Más inspecciones

El secretario de Gobierno planteó que a la par de este proyecto, se ratifica “el compromiso del Departamento Ejecutivo de intensificar controles con los inspectores del Reba (Registro de Expendedores de Bebidas Alcohólicas) respecto de la prohibición de venta de alcohol a menores, en kioscos, despensas y/o supermercados y de la venta fuera de horario”.

La movida de la noche se extiende a la salida del sol por lo que otra intención del proyecto es lograr “una organización en cuanto al cruce de actividades, respecto de los trabajadores que concurren a sus tareas habituales y quienes se retiran de la actividad nocturna”.

El proyecto de ordenanza impulsado surgió del consenso con funcionarios de las ciudades de Salto, San Nicolás, Arrecifes, Colón y Rojas, que acordaron establecer el límite horario para los locales nocturnos a las 6:00.

El proyecto en detalle

En la faz resolutiva, el articulado del proyecto elevado por el intendente al Concejo Deliberante expresa lo siguiente: “Se regirán por la presente los establecimientos de diversión o esparcimiento denominados genéricamente locales de expansión nocturna”.

“Establézcase como horario de cierre de los establecimientos del artículo anterior, para cualquiera de los días en que se presten y lleven adelante estos servicios de esparcimiento, a las seis (6) horas de la mañana del día iniciado.

“Establézcase que como mínimo 15 minutos antes del horario de cierre fijado en la presente deberá cesar la música y prenderse las luces del local, procediéndose a una ordenada desconcentración del lugar.

“Para el caso de los espectáculos públicos del Artículo 1º inciso g), el horario de cierre será a las dos (2) de la mañana los días lunes, haya sido su apertura el mismo lunes o el día anterior y a la una (1) de la mañana los días martes, miércoles, jueves o viernes, haya sido su apertura ese mismo día o el día anterior. Los días sábados y domingos el horario de cierre deberá ajustarse al primer párrafo del presente artículo.

“Exceptúase de dichos límites de horario de cierre para las fechas del 25, 31 de diciembre y 1° de enero.

“Las transgresiones a las disposiciones vigentes en la presente ordenanza serán sancionadas atendiendo a las penalidades establecidas en los artículos 117 y 119 del Código Contravencional municipal y concordantes. Para mayor abundamiento a continuación se transcriben los artículos mencionados:

“La instalación, montaje o funcionamiento de espectáculos deportivos, audición, baile o diversión pública sin obtener el permiso exigible o en contravención a las disposiciones vigentes, o en perjuicio de la seguridad o bienestar del público o del personal que trabaje en ellos será sancionada con multa de 20 a 1.000 módulos y/o arresto de hasta 20 días.

“En caso de reincidencia en la trasgresión de la presente, será sancionada con pena accesoria de clausura temporaria, para la primera oportunidad y de clausura definitiva para la segunda”.

Comentá la nota