El Municipio estará un año más en Emergencia

El primer año de administración cierra con la prolongación de la medida implementada ni bien asumió el intendente, ante una situación calificada entonces como “caótica”. Es la primera vez, al menos desde 1983, que la Comuna estará en Emergencia dos años.
A mediados de diciembre, el intendente José Carlos Halle consideró, en diálogo con una radio local, que “el pronóstico es mucho más alentador debido a la administración ordenada” y por eso “en principio no extenderíamos la Emergencia económica”.

Pero dos semanas después estaba firmando el decreto 1.744 que dispone la prórroga hasta el 31 de diciembre de 2009 de la Emergencia Administrativa, Económica, Financiera y de los Servicios Públicos declarada mediante ordenanza 8.726 en diciembre de 2007.

Hace un año, el oficialismo fundó en la “caótica situación del Municipio”, con un déficit que alcanzaba los $ 35,9 millones, la sanción de un paquete de medidas que afectaba sobre todo a los empleados.

Autorizaba al Ejecutivo a reprogramar el pago de deudas con los proveedores, acotó los subsidios a rubros bien definidos, puso un tope de $ 800 a los adicionales (techo que hace poco el Concejo debió refrendar nuevamente por ordenanza), propugnaba reducir gasto en horas extras y viáticos (sin embargo, en viáticos se gastaron, al menos hasta agosto del año pasado, $ 29.500 por mes), prohibía designar gente en planta y le daba luz verde al Intendente para suprimir o unificar áreas y trasladar personal de una repartición a otra.

Por otro lado, la Emergencia creó una “planta transitoria” para incorporar personal en blanco pero sin estabilidad, sin tope presupuestario, y que fue creciendo al menos hasta noviembre pasado.

DETALLES. La Comuna no justifica ya la prolongación de Emergencia en los desmanes del gobierno anterior sino que explica que se requiere la herramienta “hasta alcanzar el equilibrio económico, presupuestario y fiscal” y “pensando en el ordenamiento interno de la administración”, citando que se han pagado gracias a la medida $ 40 millones en deudas y se ha abonado el ascenso automático. Con esta decisión, Halle estará la mitad de su mandato en Emergencia.

Mientras, la llamada “planta transitoria” tuvo sus últimas incorporaciones hace poco, con cinco decretos fechados cuatro el 25 de noviembre y uno el 27 de noviembre que toman 45 personas con contratos de obra de $ 800 cada uno: el decreto 1.563 contrata 10 jóvenes para Alumbrado Público; el 1.564 incorpora 9 más a Tránsito Urbano; por el 1.565 ingresan 5 personas a Registro de Conductor y Colisiones; el decreto 1.566 contrata 8 personas (para Salud, Arquitectura, jardines, Turismo, y Liquidaciones); por último, el decreto 1.577 incorpora 13 personas más (Balnearios, Medio Ambiente, Desarrollo Social, jardines, Suministros, Mayordomía y Comunicación).

Por otro lado, a principios de diciembre se decidió la actualización de los sueldos del Intendente, secretarios, subsecretarios, y directores generales, aunque se explicó que estaban desfasados con respecto a lo que indica la ordenanza respectiva.

La otra Emergencia

Los memoriosos recordarán que la administración de Julio Solanas arrancó en diciembre de 2004 con una Emergencia de seis meses (fundada también en una situación de crisis “heredada”), que luego prolongó por decreto hasta diciembre de 2005.

La Emergencia de Solanas autorizaba al Gobierno municipal a reordenar y reprogramar deudas previsionales y las contraídas con entidades financieras nacionales e internacionales y facultaba al Ejecutivo a acordar la rescisión anticipada, la renegociación o modificación de cláusulas de contratos celebrados con anterioridad a la norma, como así también disponer medidas de control y seguimiento para mejorar la recaudación.

EL DATO

169

FUNCIONARIOS POLÍTICOS

Tenía a agosto de 2008 la Municipalidad, con 9 Secretarías, una más que durante las gestiones de Julio Solanas y Sergio Varisco, y 27 subsecretarios (contra las 11 Subsecretarías de la gestión anterior, y las 9 Subsecretarías de la gestión de Sergio Varisco).

Además, 23 directores generales políticos; 57 directores políticos; 10 subdirectores políticos; 20 jefes de departamento políticos; 5 subjefes de departamento políticos; y finalmente 18 jefes de sección políticos. Parte de este personal es de planta y fue jerarquizado por decreto, en tanto otros han ingresado directamente como autoridades en esta gestión.

Comentá la nota