El municipio entregó 24 nuevos lotes

Durante la tarde de ayer en el hall municipal, el intendente Martín Buzzi acompañado de parte de su gabinete realizó la entrega de la premensura de 14 nuevos lotes a vecinos del Stella Maris y 10 a los hijos del barrio Laprida, junto a las primeras mensuras de los 35 lotes que se habían entregado la semana pasada en el mismo barrio.
Los beneficiados con la entrega de tierras de ayer, en Comodoro Rivadavia, son 24 familias, de rostros y composiciones diferentes pero de realidades muy similares: matrimonios jóvenes con kilómetros de pasillos recorridos en busca del techo propio.

En este sentido sirve como ejemplo el caso de Claudia Mamaní: tiene 27 años, es nacida y criada en Laprida y desde 2002, año de su primer embarazo, estaba inscripta en los registros del IPV (instituto Provincial de la vivienda).

Dice que mandó decenas de cartas a funcionarios, se presentó en los ofrecimientos públicos del Kilómetro 14, pero el puntaje obtenido no le alcanzó para ser adjudicataria. Hoy vive con su marido y sus dos bebés en la casa paterna. Ahora consiguió un pedazo de tierra para levantar su hogar.

El caso del barrio Stella Maris no difiere del relato de Claudia. Susana Morales es hija del barrio y también contó su historia a Diario Patagónico. “Esto nació hace mas o menos dos años, tengo hermanos que desde 1989 solicitan tierras y nunca se les dio una solución, somos muchos con el mismo problema. Nos criamos juntos y muchos han formado matrimonios con hijos instalados en el fondo de las casa de los padres”, relató.

“Armamos un grupo, en marzo del año pasado acampamos en el barrio para reclamar y se nos acercó Guillermo Almirón (secretario de Gobierno) y nos propuso trabajar juntos, así que gracias a él que ha tenido la paciencia que no ha tenido nadie hoy nos entregan los 14 primeros lotes, todavía hay 50 inscriptos esperando pero la gestión va a seguir trabajando para cumplir con ellos”, narró.

Por su parte, Roberto Romero, dirigente vecinal del barrio Laprida se mostró muy conforme con la entrega de ayer, que totaliza 45 lotes para hijos del barrio. Sobre las perspectivas para 2009, el vecinalista informó con optimismo: “si Dios quiere, para febrero se podrían concretar 22 lotes más y tal vez para abril podamos sumar otros 40 o 50, sin contar las negociaciones con Petroquímica que están en muy buen camino, eso produciría una buena cantidad de lotes más sobre los que hemos gestionado ante provincia para realizar un plan de viviendas y si es posible en el sistema dúplex para poder multiplicar la cantidad de respuesta dado que tenemos un padrón de 300 vecinos del barrio sin vivienda”.

Comentá la nota