El municipio entregará 5.000 kits escolares.

El municipio entregará 5.000 kits escolares.
Incluyen guardapolvos, zapatillas y útiles, y estarán disponibles en las asociaciones vecinales de cada barrio que voluntariamente se ofrecieron para acercarlos a sus destinatarios.
Guardapolvos, zapatillas, cartucheras, cuadernos, lápices de colores y los útiles necesarios para el desempeño escolar conforman los 5.000 kits con que el municipio asistirá a las familias de la ciudad. La entrega se efectivizará mediante las asociaciones vecinales, instituciones a quien ayer la secretaria de Desarrollo Humano, Rosa González, convocó para que retiren los mismos mientras que agradeció su ayuda para la descentralización de la asistencia permitiendo la cercanía con el vecino.

En este sentido, informó que las autoridades de las asociaciones vecinales deberán concurrir hoy martes 10 a las oficinas de la Secretaría, ubicadas en Ameghino 556, a fin de retirar los kits escolares sobre los que González explicó que están destinados a familias de escasos recursos económicos y también a aquellas que ya reciben algún tipo de asistencia municipal.

“Apuntamos a tener a los chicos incluidos en el sistema educativo y qué mejor que ayudarlos con estos materiales, una medida importante cuando se carecen de los recursos para los útiles” subrayó la funcionaria.

González reconoció que el requerimiento de apoyo de este tipo aumentó como consecuencia de la suba del costo de vida por lo que “se refuerza el compromiso histórico del municipio en este sentido, acompañando al sistema educativo para tener a los chicos incluidos desde esta acción que acerca lo necesario para la asistencia a clases”.

LOS CHICOS DE LAS ESQUINAS

Considerados como uno de los sectores sociales más vulnerables, los grupos de chicos reconocidos como “los que se juntan en las esquinas” constituyen el objetivo primordial del programa “Comodoro Incluye”, por lo que Rosa González mantuvo reuniones con el vicario Joaquín Jimeno –dada la ausencia del obispo de la ciudad que se encuentra en el Vaticano-, para profundizar en los alcances y aplicación del programa.

En ese sentido, la secretaria explicó que se considera que esa franja de jóvenes atraviesan serias dificultades y constituyen un grupo de los más complejos, por lo que se trabaja actualmente para reconocer cuál es la forma más conveniente de abordarlos.

Así, gracias al financiamiento del Ministerio de Familia, se incluyó en el programa un importante equipo de operadores y un equipo profesional de refuerzo para emprender el camino de incluirlos “que sin duda es cuerpo a cuerpo y se va haciendo de a uno”, según refirió González.

En ese contexto, la funcionaria fundamentó el encuentro con el vicario para reconocer que las iglesias de todos los credos trabajan arduamente en este sentido y que son ellas quienes colectan las preocupaciones y las demandas de la comunidad. “Consideramos que la iglesia es un ámbito saludable y apropiado donde incluir a cada uno de estos jóvenes que reclutamos ya que comparten el diseño de este programa que apunta a las propuestas deportivas o culturales del municipio como una de las vías para contenerlos”, concluyó.

Comentá la nota