El municipio se encuentra en un brete en relación a las 66 cuadras de asfalto

El plan de pavimentación de 66 cuadras y 37 bocacalles, que continúa avanzando a un ritmo aceptable, aún tiene temas sin definir. Concretamente, aún no se resolvió si a los frentistas de esas cuadras se les cobrará la obra y, de ser así, cuánto se les cobrará. Es que este plan, que se financia con fondos nacionales no reintegrables, tiene un costo total de 20.128.695 pesos.
Se trata de una suma muy superior a lo que percibe la Cooperativa Eléctrica para realizar similares trabajos con la financiación de la tasa de infraestructura Urbana y Social (TIUS). Ante esto, si el Municipio decidiera cobrarle a los frentistas por lo que facturará la empresa Centros Construcciones - a cargo de las 66 cuadras - deberían afrontar costosos pagos. Por lo contrario, si se decidiera no cobrar la obra se estaría planteando una situación injujsta en relación a los vecinos cuyas cuadras fueron pavimentadas a través de la TIUS.

Días atrás, funcionarios municipales expresaron que aún no está decidido si la obra será cobrada. Igualmente, antes de que comenzara su ejecución se realizaron todos los pasos necesarios como para posteriormente poder reclamar su pago,incluyendo la apertura de un registro de oposición.

Una alternativa que se baraja es tomar como valor de referencia por cada cuadra lo que cobra la Cooperativa Eléctrica para hacer pavimento. El cobro de esta obra le permitiría al Municipio constituir un fondo cuantioso como para emprender más obras de pavimentación en el futuro.

Comentá la nota