El Municipio elevó un proyecto al Concejo para aceptar un crédito que financie el biocombustible

Son más cinco millones de pesos del Banco Interamericano de Desarrollo. La financiación para el pago es a 10 años.
El Municipio de Junín avanzó la semana pasada con una de las propuestas más ambiciosas de los últimos años: la conversión de nuestra ciudad en un polo de biocombustibles.

Para ello buscan construir un Planta Piloto y un Laboratorio de Investigación y Desarrollo, Referencia y Garantía de Calidad, dos proyectos para los que ya hay una financiación que tiene el visto bueno del Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación Productiva.

Se trata de un crédito de 4.734.494 de pesos para la implementación del Laboratorio y otro de $1.730.603 para la Planta: ambos son del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"Esta semana elevamos un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante para la autorización del endeudamiento", explicó el intendente Mario Meoni en una carta enviada el viernes pasado a los medios.

Los números

Los créditos tienen un plazo de financiamiento a 10 años, con cuatro años "de gracia" y una tasa de interés anual del 1%. "Esta línea de financiamiento ofrece ventajas sustanciales para ambos proyectos, ya que dentro de los primeros 4 años de gracia, la planta y el laboratorio ya estarán funcionando", prometió Meoni en una misiva que tituló "El Junín del futuro con el desarrollo del Polo de Biocombustibles".

"Como centro agropro-ductor del país, el gran desafío que nos plantea el futuro, sin lugar a dudas, es adelantarnos al impulso de los bio-combustibles", sostuvo.

Además del Municipio, en el proyecto –que se instalará físicamente en el Parque Industrial– trabajan ENAR-SA (Energía Argentina S.A.), la UNNOBA, el CONICET y otras entidades, instituciones y empresas.

"Actualmente nos encontramos en la etapa de armar una sociedad con ENARSA para la construcción y el gerenciamiento del laboratorio y la planta piloto productora de biodiesel", actualizó el intendente.

La UNNOBA

Para Meoni, también es fundamental el papel de la universidad local. "En este proyecto, la UNNOBA forma parte de una de las acciones más importantes por su participación en la investigación e implementación de diferentes acciones académicas que hagan de la región un lugar de desarrollo y conocimiento de los biocombustibles", destacó.

"Este proyecto supone para nuestra ciudad la generación de empleo y de mayores posibilidades para productores agropecuarios estudiantes universitarios. También marcará el comienzo de cambio en el uso de combustibles contaminantes por energía limpia y renovable", resaltó.

Transformación productiva

Desde el punto de vista económico, en tanto, Meoni sostiene que ayudará a "imprimirle a nuestra ciudad un carácter de diversidad productiva y empleo sostenible" para la gente.

"Es posible que hoy no observemos su real dimensión, pero dentro de 10 ó 15 años ubicará a Junín y a la región como un verdadero centro de desarrollo tecnológico, de innovación e investigación de los biocom-bustibles", terminó.

Comentá la nota