El Municipio dice que el Estado nacional abandonó a los vecinos del Plan Federal de Viviendas

Pinedo dijo que las obras en el barrio Almirante Brown están frenadas desde hace nueves meses y que el Gobierno tiene una deuda de más de tres millones y medio de pesos con las empresas.
El sueño de la casa propia que representa para casi 500 familias el Plan Federal encuentra cada vez más trabas. Es que casi el 50% de los beneficiarios todavía no tiene un techo, y el principal responsable es quien había hecho los anuncios con bombas y platillos: el Estado nacional.

Así lo explican desde el Municipio, desde donde nacieron, en las últimas semanas, una serie de declaraciones que apuntaron fuerte contra la administración de Cristina Fernández de Kirchner.

Primero, fue el intendente Mario Meoni el que criticó las demoras en la implementación del plan, luego, un proyecto de ordenanza del bloque oficialista pidió explicaciones sobre los retrasos y, ahora, fue el turno de el secretario de Obras Públicas Agustín Pinedo.

"Los trabajos en el barrio Almirante Brown están parados desde hace casi nueve meses. Nos tuvimos que hacer cargo de la infraestructura del suministro de energía", comenzó Pinedo al referirse a uno de los grupos de viviendas que integran el total de 497 asignadas en su momento para nuestra ciudad.

"La Nación se deslindó del problema, se olvidó de los vecinos y nunca nos respondió", criticó el funcionario, que de todas maneras prometió que las obras estarán terminadas en marzo.

Incertidumbre y deudas

"Esperamos entregar en 15 o 20 días. Tuvimos un problema por el retraso de unos postes de parte de una empresa. Estamos trabajando y tenemos la parte eléctrica terminada y ahora nos queda rellenar los terrenos y las calles", agregó el funcionario.

Para Pinedo, la situación es cada vez más complicada. "No se puede arriesgar nada sobre el futuro. La realidad es que hay dos barrios parados hace siete meses, pero detrás hay un problema más serio: el Estado le debe a las empresas 3.673.365 pesos de lo que ya está ejecutado y así es muy difícil que una compañía privada funcione", detalló.

"Es una responsabilidad que asumió el Gobierno nacional a través de un anuncio y se tiene que hacer cargo. Ningún Municipio del distrito bonaerense puede hacerse cargo de las 397 viviendas que representan 23 millones de pesos", reflexionó.

Comentá la nota