El Municipio destacó el cumplimiento del tope horario en los boliches de Pergamino.

Durante los primeros fines de semana desde que se implementó esta nueva ordenanza ha sido favorable el acatamiento a la misma por parte de los comercios del sector. La actividad se termina de acuerdo a lo establecido en la ordenanza municipal y esto es reconocido por las autoridades locales que tienen a su cargo las inspecciones durante las madrugadas en estos locales.
Durante este fin de semana seguirán en nuestra ciudad los operativos de control en el marco de la nueva ordenanza que impone un tope horario a la nocturnidad en los diferentes locales del rubro que funcionan en el Partido. “Como lo venimos haciendo desde que se implementó la normativa municipal seguiremos con las inspecciones en comercios de esparcimiento nocturno”, explicaron ayer en la Dirección de Inspección General a cargo de Daniel Godachevich.

En otros lugares

Consultado Daniel Godachevich sobre el acatamiento de la ordenanza en otras ciudades de la región que participan del proyecto, el titular de Inspección General opinó que “hay localidades vecinas que hace un tiempo vienen implementando este sistema del tope horario para las actividades nocturnas; municipios de la zona norte de la provincia de Buenos Aires, muy cercanos al nuestro, están comprometidos con esta iniciativa porque la idea es tener consenso para que los jóvenes no salgan a las rutas y se trasladen de una ciudad a la otra cuando los boliches terminan”, añadió el funcionario. “Hemos tenidos casos muy complejos, con accidentes incluidos, donde los chicos subían a los autos y se iban a otros lugares con el fin de seguir divirtiéndose pero sin tener en cuenta el riego que esto implica”, manifestó Godachevich en la mañana de ayer al ser consultado por el Diario.

Primeros resultados

“Realmente tenemos que destacar el cumplimiento de la ordenanza por parte de los propietarios de los negocios; se trabaja respetando los horarios determinados en la legislación y antes de las 6:00 las luces de los locales se comienzan a encender tal cual exige esta normativa a la cual todos los comerciantes del sector han accedido”, destacaron ayer en esta dependencia municipal que tiene la responsabilidad de hacer los operativos para verificar que se respete la ley. “Muchas veces los jóvenes se enojan con los agentes municipales pero la gente que concurre a los boliches de Pergamino debe saber que los inspectores solamente hacen su trabajo y el mismo es controlar el normal desarrollo de las actividades nocturnas y que se cierren los negocios en el tiempo estipulado”, aclararon desde el área comunal con oficinas en avenida Colón y Mitre.

La iniciativa apunta a brindar un marco legislativo a la nocturnidad en Pergamino, algo que viene siendo controlado desde Inspección General en los boliches de la ciudad. “En el Municipio contamos con un cuerpo de agentes que inspecciona bares, confiterías y diversos ámbitos nocturnos donde concurren centenares de jóvenes”, se había manifestado oportunamente en la Comuna local. “Además se busca reducir el consumo de alcohol en los adolescentes”, habían destacado.

En el proyecto que se estudió para la ciudad fue porque no existía un horario límite confirmado para los boliches, pero se analizó la posibilidad de llegar a un acuerdo para cerrarlos en un horario prudencial, como sucedió desde el pasado fin de semana. “Estamos trabajando después de haber estudiado las posibilidades existentes y por tal motivo notificamos a todos los propietarios de lugares de esparcimiento nocturno para trabajar de manera conjunta, como lo venimos haciendo desde hace un tiempo con la coordinación de diferentes acciones que tienen como único objetivo proteger a nuestros jóvenes”, explicaron fuentes de la Municipalidad semanas atrás cuando se empezó a debatir el tema en la ciudad.

La noche -que se intentó regular en 1996 también con topes horarios- está estrechamente ligada al consumo de alcohol y drogas, además de la creciente violencia juvenil y hasta accidentes de tránsito. “Se calcula que el 40 por ciento de las muertes adolescentes en accidentes de tránsito tienen que ver directamente con el alcohol”, explicó un informe entregado al Municipio. El tope horario también es apoyado por la dirección de Inspección General, organismo municipal que se encarga de los controles a bares y boliches, y venta y consumo de alcohol en la ciudad.

Consideraciones

De esta manera se intentarán modificar algunos hábitos. No habrá baile hasta la salida del sol al tiempo que también se alterará una costumbre que está vinculada con los desayunos entre jóvenes o bien recorridas en vehículos por las calles céntricas sin respetar, en su mayoría, las leyes vigentes en materia de tránsito. “Seguiremos adelante con la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas a los menores y también respecto de la presencia de éstos en espacios exclusivos para los mayores, cuestión en la cual Inspección hace mucho hincapié”, señalaron desde el Municipio de Pergamino.

La intención, amén de propender la salud y el bienestar de la población, no es entrometerse en un negocio sino dividirlo en dos mercados: con adolescentes consumidores de gaseosas y con mayores, habilitados para el consumo de tragos de alta graduación.

A los comercios

La presente ordenanza abarca a los establecimientos de diversión o esparcimiento denominados genéricamente locales de expansión nocturna. “Según la normativa los mismos fueron catalogados de la siguiente forma: confiterías bailables, es aquel local donde la actividad principal es la bailable, se expenden bebidas y no se sirvan comidas; restaurante y/o bar con espectáculo, es aquel local donde el ramo principal es el expendio de comidas y/o bebidas en cualquiera de sus especialidades gastronómicas, donde además se presenten atracciones artísticas, pudiendo realizar actividad bailable como actividad complementaria no esencial; pub o cantina, son aquellos locales de expansión nocturna de característica no bailable, sin atracciones artísticas, donde el ramo principal es el expendio, venta o suministro de bebidas cobren o no consumición obligatoria, que funcionen en horario nocturno y en días discontinuos predominantemente fines de semana y feriados y presenten un nivel lumínico bajo, música alta y constante, amoblados con pocas mesas y sillas en proporción.

“Igualmente serán considerados como tal otros sitios donde se realicen actividades similares en lugar cerrado o al aire libre, cualquiera sea su denominación o actividad principal y los fines de la entidad organizadora.

“Bar dancing, local donde el ramo principal es el expendio, venta o suministro de bebidas, cobren o no consumición obligatoria que comúnmente funcionen en horario nocturno y en días discontinuos predominantemente fines de semana y feriados, y presenten un nivel lumínico bajo, música alta y constante, y estén equipados con un sector de mesas y sillas obligatorio del 75% de la superficie del local, y donde el restante 25% de la superficie se puede desarrollar actividades bailables como complemento a la del bar.-

“Salón de fiestas, comercio donde se desarrollan actividades sociales, durante las cuales se expenden bebidas, se sirvan o no comidas, se realicen bailes y/o se presenten atracciones artísticas, considerando que las mismas se realizan en forma discontinuas, ya que dichos locales son contratados por día y no se cobrara entrada al ingreso del mismo.

“Café concert, negocio que tiene como ramo principal el expendio, venta o suministro de bebidas, cobren o no consumición obligatoria, que comúnmente funcionen en horarios nocturnos y días discontinuos predominantemente en fines de semana y/o feriados, de características no bailables y donde se desarrollen atracciones artísticas, y presenten un nivel lumínico medio o bajo”, detalló el Municipio a través de un informe de prensa.

Comentá la nota