Municipio denuncia que fueron intencionales los cinco focos de incendio en el vertedero

El intendente Marcelo Cascón visitó esta mañana el lugar y no ocultó su malestar por el nuevo incendio que desde ayer genera inconvenientes en el vertedero. Su secretario de Gobierno, Jorge Franchini, calificó como "sospechoso" que después de la reunión en Dina Huapi donde se trató el proyecto de cierre del basural "se produzcan cinco focos intencionales". Críticas de la ARB.
Mientras desde la Asociación de Recicladores Bariloche (ARB) llueven las críticas por la falta de control municipal en el ingreso al vertedero, el Ejecutivo vinculó el inicio del incendio con el proyecto de cierre definitivo del lugar.

El propio intendente Marcelo Cascón visitó ayer y esta mañana el vertedero y confirmó con los trabajadores del lugar que se trató de "cinco focos iniciados intencionalmente", según explicó a ANB el secretario de Gobierno, Jorge Franchini.

"Prendieron de un lado y cuando se acudió a apagarlo, prendieron del otro sector", indicó. Franchini volvió a plantear el plazo de un mes para la resolución del problema de seguridad en el vertedero, ya que estimó que a fines de octubre o principios de noviembre, "debe estar terminado el alambrado perimetral, la iluminación y la seguridad".

El funcionario admitió que desde el Ejecutivo "se sospechaba que durante el fin de semana ésto podía pasar", pero admitió que hasta el momento el gobierno no pudo motorizar las medidas para evitar el ingreso incotrolado al lugar. "Al Estado todo le cuesta más que a un privado", dijo, y ejemplificó en las demoras para la adquisición de maquinaria o contratación de personal.

"Es extraño que no teníamos problemas con el vertedero y después de la reunión de Dina Huapi tuvimos cinco focos", indicó refiriéndose al encuentro sostenido entre los jefes comunales y concejales de Bariloche, Dina Huapi y Pilcaniyeu, para el análisis de una solución regional al tratamiento de residuos. Incluso arriesgó: "estaba claro que iba a pasar, era la crónica de una muerte anunciada".

Dirigentes de la ARB expresaron a este medio su "enojo y malestar" por la situación, recordando "las promesas de una solución que venimos escuchando hace tanto tiempo".

"Deben entender que no existiría el problema si no hubiese gente que viene a prender fuego al vertedero", les respondió Franchini. (ANB)

Comentá la nota