Municipio define la urbanización de más de 300 nuevos lotes

Se trata de los más de 200 terrenos que conseguirán a través del acuerdo con la firma María Behety, y las tierras que serán recuperadas y que por estos momentos se encuentran en manos de Apymema, serán urbanizadas.
La crisis habitacional en la ciudad sigue siendo una de las problemáticas a resolver, y obliga a las autoridades a gestionar acciones en respuesta, en la búsqueda por paliar sus efectos que tiene en estado acuciante a miles de familias.

Reforzando la política en este sentido, que en los últimos tiempos está aplicando el Municipio de Río Grande y que se cristalizó durante 2008 con la urbanización de 400 lotes en Chacra XI y la construcción del colector cloacal -con una inversión de 17 millones de pesos- para dar respuesta a esa zona, igual que Chacra XIII, y asegura la posibilidad que nuevos proyectos urbanísticos en la zona norte de la ciudad se desarrollen garantizándoles el servicio, ahora el Ejecutivo municipal ya se encuentra ultimando los detalles de lo que será la urbanización de más de 300 lotes.

Estos terrenos saldrán del acuerdo que se firmó con la empresa María Behety, por el cual el Estado municipal recibirá un predio donde dispondrá aproximadamente entre 200 y 250 lotes, los que se sumarán a otros 100 que se recuperarían de la mayor parte de las tierras que actualmente ocupa Apymema; sobre los cuales se impulsará un cambio en su concepción, atento a la grave crisis habitacional.

Pero la respuesta no va de la mano con la demanda. Actualmente sólo desde el Estado municipal se está brindando respuesta concreta a ésta problemática, a pesar que la Constitución provincial instituye que es responsabilidad del Gobierno de la provincia aplicar las políticas habitacionales.

El artículo 23 de la Carta Magna fueguina, en el capítulo II sobre Derechos Sociales, señala que: «Todo habitante tiene derecho a acceder a una vivienda digna que satisfaga sus necesidades mínimas y de su núcleo familiar. A este fin el Estado provincial procurará el acceso a la propiedad de la tierra y dictará leyes especiales que implementarán los planes de viviendas».

Sin embargo, aún aguardan que desde la administración provincial tomen las riendas de la problemática, ya que hasta el momento no hubo respuestas concretas; y un ejemplo es el hecho que la entrega de viviendas en Chacra XIII es aún una incógnita.

Incluso por estos momentos la política del Instituto Provincial de la Vivienda no es la que se estableció desde su constitución, ya que en los últimos años -salvo la excepción de la inconclusa Chacra XIII- no hubo construcciones de nuevas unidades habitacionales, a pesar de los anuncios reiterados que, con el tiempo, se fueron diluyendo.

Esto contrasta con la realidad de la ciudad. Actualmente el listado en Tierras Fiscales de aspirantes a recibir una respuesta alcanza a los 5.350 legajos, lo que marca a las claras la profunda necesidad que existe en la sociedad riograndense respecto de este tema. Lo cual se profundiza si se tiene en cuenta que durante el año 2007 se produjeron más de 3 mil cambios de domicilio, lo que marca claramente el fuerte crecimiento demográfico que sigue registrando Río Grande.

Comentá la nota