El municipio define si alcanza con lo hecho o es necesario "cerrar la ciudad".

Miguel Lunghi lo adelantó el pasado viernes. El fin de semana fue clave para analizar la situación. En los números, parece que se está ingresando a una meseta. La definición la tiene el ejecutivo. Lo que es seguro que si se toma la medida "la tienen que cumplir todos y no como este fin de semana". Los detalles.
El pasado viernes, en diálogo con AM 1140 y Diario ABCHoy, el Intendente Miguel Lunghi calificó como excelente el comportamiento de la sociedad tandilense en cuanto a la adhesión a la prevención y solicitó con énfasis que "durante el fin de semana permanezcan en sus hogares con la familia para cortar el ciclo del virus y evitar cerrar la ciudad".

En este sentido podemos decir que hubo sectores que acompañaron "a pleno" con la medida", y otros que "solo se preocuparon". Es evidente que, si es necesario tomar esta medida, las autoridades deben ser muy concretas, porque no es posible que la "pandemia" se viva de una manera en el interior provincial, pero en la ciudad Autónoma de Buenos Aires actúen como si nada ocurriera.

Esto, sin dudas que no es justo, porque los empresarios locales hacen el esfuerzo de cerrar sus puertas (lo decía Pablo Fernández de Sol Disco), frenando sus ingresos, un mes donde "hasta el medio aguinaldo, tenemos que pagar".

El fin de semana vimos en la Capital Federal todo tipo de eventos, en lugares cerrados o abiertos, deportivos y de los otros, y casi nada se suspendió. Acá, en Tandil, los boliches cerraron, también el casino, bajó la asistencia de comensales a los restaurantes, pero algunos mercados trabajaron "a full".

Como dijo Lunghi, "si esto no mejora, cerramos Tandil". De concretarse, evidentemente, tendrá que ser con todas las actividades, para que no se beneficien solo algunos empresarios de la ciudad.

Recordamos que Lunghi aseguró que por el momento han bajado las consultas en pediatría, pero de no continuar bajando los porcentajes para el día lunes – por hoy-, procederá por decreto a cerrar la ciudad "apuesto a la vida y reconozco que tendrá consecuencias a nivel económico pero es una posibilidad si la situación no mejora".

Comentá la nota