El municipio decidió no subir impuestos

Luego de que desde el propio municipio se anunciara primero una suba del 15 por ciento del Impuesto Inmobiliario y luego un incremento tributario general, el intendente Daniel Giacomino resolvió ayer que no habrá modificaciones en ninguna alícuota impositiva municipal.

"Tanto los vecinos como los comercios e industrias han realizado un enorme esfuerzo en el corriente año y una nueva suba en este contexto de crisis no ayudaría a alentar el consumo, que es una potente vía para la ansiada recuperación de la economía de la ciudad", indica un comunicado de prensa difundido ayer por el municipio, que concluye así: "El esfuerzo para recuperar Córdoba lo debemos hacer todos y los vecinos ya lo hicieron".

Desde el Gobierno de la ciudad se informó que el Código Tributario que ingresará al Concejo a mediados de noviembre no contempla ningún incremento en el Impuesto Inmobiliario, "ya que los ingresos generados por dicho tributo permiten afrontar los costos del servicio de Higiene Urbana de la ciudad, tal como fue previsto". Esto, pese a que el servicio de Crese ya pasó de 14,5 millones a 17 millones, y podría volver a subir a fin de año.

El intendente también modificó su decisión de compensar con impuestos el aumento de boleto del transporte urbano que el Concejo se niega a aprobar. Anoche, ante el reclamo de un grupo que rechazaba el "cospelazo" propuesto por el Ejecutivo, Giacomino descartó la posibilidad de que esa suba llegue a implementarse y además negó que se vaya a compensar con más presión tributaria.

A la hora de explicar cómo piensa financiar el presupuesto de dos mil millones de pesos para 2010 que ingresará hoy al Concejo Deliberante, el intendente hizo gala de un férreo optimismo: el municipio prevé que la coparticipación provincial se incrementará y dejará tres millones más cada mes en manos municipales. Además, confía en que se produzca una reactivación económica que incremente sustancialmente la recaudación de Comercio e Industria, y que los proyectos de recategorización de inmuebles y regularización de loteos y construcciones no declarados también contribuyan a fortalecer las finanzas municipales.

Obras nacionales. En el marco de la inauguración de la plaza San Martín, Giacomino también recalcó que la Nación no comprometió el envío de fondos para el pago a proveedores, pero que a cambio sí ratificó el envío de unos 350 millones de pesos para la ejecución de obras de infraestructura en el transcurso del año que viene.

Según el intendente, en lo que va del año el municipio logró reducir el déficit corriente, que en 2008 llegó al 17 por ciento del gasto municipal y este año estaría alrededor del ocho por ciento. La deuda flotante informada por Giacomino es de entre 60 millones y 70 millones de pesos.

El panorama financiero oficial es completamente diferente al escenario dramático que pinta la oposición. Según la UCR, la deuda flotante actual supera los 357 millones de pesos, y podría llegar a los 500 millones.

Presupuesto 2010 $ 2.000 millones. Es la cifra global del cálculo presupuestario que ingresará hoy al Concejo Deliberante. Incluye partidas que totalizan casi 350 millones de pesos provenientes de la Nación para el financiamiento de obras públicas.

$ 1.700 millones. Es lo que se presupuesta de ingresos genuinos de recaudación propia y coparticipación. Se trata de una cifra que supera en 300 millones lo estimado como ingresos corrientes para este año. No habrá incremento de alícuotas impositivas.

Comentá la nota