"El municipio debería estar agradecidos con nosotros"

El dirigente del movimiento Evita y blanco de las críticas del lunghismo, Juan Olano, habló sobre su intervención en la toma y ocupación de las viviendas y terrenos de La Movediza. Acusa al Ejecutivo local de desconocer la problemática y no hacerse cargo de sus responsabilidades. Ya en terreno político afirmó que la gestión ha encontrado su fecha de vencimiento. "Lunghi está más cerca de las pantuflas que de la gestión pública", afirmó.
La delicada situación en La Movediza sigue replicando en lecturas y conjeturas acerca de la masiva toma de construcciones y terrenos del plan federal de viviendas. Una de las intervenciones y voces que genera críticas desde el oficialismo son del dirigente Juan Olano, quien se presenta como un referente político y social (enrolado en el movimiento Evita), que hace años viene trabajando en la demanda que explotó en la zona. Más allá de las amenazas del gobierno al considerarlo instigador de la densa y controvertida movida, dice haber aportado para aplacar los ánimos y encontrar una salida a la problemática. Es más, no duda en considerar que a esta altura el lunghismo debiera agradecer por la intervención que han asumido para que la situación no se desmadre en asuntos más delicados aún.

En una entrevista en el programa Examen Final de la Am 1560, Olano habló sobre lo que por estas horas se respira en La Movediza, como así también su opinión frente al lanzamiento del registro único de demanda habitacional.

"Nosotros venimos participando en esta problemática desde hace mucho tiempo, desde los albores de la gestión de Lunghi Tandil comenzó un proceso de tomas, mucha irregularidad en cuanto a la situación habitacional y siempre formamos parte de las diferentes peleas que se fueron dando en la ciudad", se presentó.

Sobre la apertura del registro la tomó como "positiva" en términos de la vialidad que este tenga, "porque pensamos, más que pensamos es así, que las tierras son parte del patrimonio de los tandilenses y es necesario que se socialicen".

Agregó que se trata de un "avance, ahora queremos dejar sentado que esta apertura no sea simplemente una búsqueda para generar una nueva estadística de las tantas que cuentan, para descomprimir la situación por la que no han demostrado capacidad para resolverla".

Ya adentrándose en el debate con la administración lunghista, sostuvo que "cuando planteamos el armado de cooperativas y ofrecemos distintas soluciones, nos responden con amenazas con denuncias penales, causas, apremios en el barrio, presiones".

"Salieron a hablar todos -siguió-, desde Lunghi, Frolik, Civalleri, concejales, falta que salga el director de Deportes a ofrecer algunas membranas, por lo que estamos desorientados en cuanto a la respuesta del municipio".

MAS CERCA DE LAS PANTUFLAS

-¿Cómo recibieron las declaraciones de Fernández acerca de denunciarlos por instigadores?

-Creo que le debe durar la mamúa de Navidad. Primero, no hay delito, además el mismo municipio dijo que no iba a judicializar el tema, porque es un asunto político y social. Creo que eso respondió a las internas propias del lunghismo. Insisto, lo digo con sinceridad, nosotros organizamos la demanda que se estaba dando en el barrio. En ningún momento nosotros planteamos un escenario, y gracias que lo organizamos no pasó a mayores conflictos. En este sentido, el municipio debería estar agradecidos con nosotros.

El municipio parece no entender lo que está pasando. Esta gente no se va a ir de esas casas porque no tiene otro lugar donde ir. Se plantea la apertura del registro para el 1 de febrero, y le están pidiendo que la gente se vaya a vivir a la plaza por 15 días, que después espere como funciona el registro, el trabajo de las asistentes sociales, se tabule y, después, se dará una respuesta. Hay una incomprensión absoluta de la problemática.

Nosotros no jugamos al desgaste, hemos aportado para que se allane una salida, pero no nos escuchan.

Esta gestión tiene una fecha de vencimiento, por más que cambie de funcionarios, Lunghi está más cerca de las pantuflas que de la gestión pública.

La política es una herramienta maravillosa para organizar. Nosotros no hacemos política partidaria. Hablamos en términos reales, estamos en el terreno con la toma todos los días, vamos casa por casa y no vemos soluciones, y la responsabilidad pública y directa la tiene el municipio.

Aquí hubo una desidia absoluta en materia de viviendas, hubo un recorte que fue una locura del 80 por ciento de los alquileres, realmente no entiendo, ¿Creían que esto no iba a explotar?

Hay que hacerse cargo ahora, porque si no es muy fácil inaugurar obras de otros continuamente y no hacerse cargo de las responsabilidades.

-También deberá reconocer que si el barrio no se terminó fue por responsabilidad del Gobierno nacional por el cual se identifica...

-Ya lo dijimos: acá hay responsabilidades compartidas, no vamos a ser hipócritas. Cuando comenzó el conflicto agropecuario Lunghi toma una decisión política, él decide representar a un sector de la sociedad, y dejó de lado a otros sectores de la sociedad. Entonces se tiene que hacer cargo cuando toma determinadas decisiones.

-¿Por qué Nación cortó los recursos para Tandil?

-Los recursos se trabaron en un momento muy particular y difícil del país, más la crisis global. También hay cuestiones políticas más intestinas en nuestro país, pero ya lo planteamos incluso con los concejales, el convenio habla de responsabilidades del municipio en cuanto a la suspensión provisoria de la obra.

Nosotros hemos encontrado un proceso de diálogo con las reservas pertinentes porque es un tema muy sensible, delicado, y estamos aportando soluciones. Creemos que vamos rumbo a eso.

Comentá la nota