El Municipio cuestionó los gastos que declara Ergon

Carrera, del área de cooperativismo, dijo que no se justifica tener contratados a abogados y contadores. Y declaró que Ergon ha generado casi una relación laboral con la gente.
Ricardo Carrera es coordinador de los proyectos de cooperativismo en el gobierno municipal. Por su cargo, debe normalizar contable y legalmente a los grupos de personas que le prestan servicios al Estado local y buscan en la asociación de personas una forma de vida.

Carrera cuestionó el manejo que la Fundación Ergon está haciendo de las 9 cooperativas que tiene a su cargo y criticó los gastos que les hacen pagar a las personas que están en su órbita.

-¿Cómo ve esta controversia que se ha generado por Ergon, los 1.250 pesos que pone la Municipalidad por cada persona que integra una cooperativa y los 700 pesos que terminan llegando a la gente?

- Creo que es algo que no debiera ser. Apuesto a este movimiento histórico, social y económico que es el cooperativismo y que apunta a la promoción de la persona y a un crecimiento de esa persona. El objetivo es que esas personas salgan de una situación precaria. Las cooperativas tiene una vida interna que se da a través de la participación. Hay representación, un consejo de administración, presidentes, secretarios y tesoreros. Hay asamblea, que es el órgano superior, y elecciones. Esto se tiene que cumplir.

-¿No se cumplía en este caso?

-No conozco los datos pero sí quiero decir que si hay una participación plena, no figurada, todos estos temas que hoy salen a la luz debieron conocerlos todos y las resoluciones ser tomadas entre todos. Si hay un profesional que los está asesorando, se supone que se debe ser elegido por los cooperativistas. También, ese asesoramiento debe ser permanente al principio pero luego la toma de decisiones la deben hacer los mismos socios y, después, cuando van conociendo cómo funciona una cooperativa, las consultas deben ser puntuales.

-No tiene sentido, entonces, que haya un abogado y un contador contratados permanentemente.

-Lo sabemos en todas las instituciones: el contador es el que está habilitado para la firma de los balances pero eso es una vez al año. Nosotros, desde el Municpio, estamos dándoles capacitación.

-¿Cómo toma que llegue tan poca plata a la gente? ¿Son excesivos los gastos que declara Ergon?

-Tengo entendido que el costo del mantemiento de una cuenta bancaria lo podés hacer a través de una caja de ahorro. Quizás, una cuenta corriente, que es mayor, sea para la cooperativa pero no para cada uno de los integrantes. También existe el monotributo social, que tiene un costo mucho menor. Estamos hablando de 38 pesos contra más de 100 que les cobran actualmente. Si nos ponemos a ver esos números, se van achicando. Si bien hay que hacer algunas erogaciones pero, en este caso, se tergiversa la figura del cooperativismo porque acá hay una dependencia muy fuerte cuando debiera apuntar a una autogestión.

-Parece una relación laboral..

-Claro, claro. En las cooperativas de trabajo no podés hablar de un sueldo; se habla de excedentes.

-¿Hay un aprovechamiento de la situación o el sistema mismo es muy costoso?

-Primero, de lo que conozco del movimiento cooperativo, no tengo noticias de una fundación que esté regenteando a cooperativas. Las cooperativas son figuras de organización de primer grado, que son éstas relacionadas con el Municipio, que pueden juntarse en una de segundo grado, que se llama federación, y en una tercera que es una confederación. Puede ser que, en su momento, nadie haya conocido el mecanismo pero me parece que la idea es de acompañamiento para que luego tomen las decisiones los cooperativistas.

-¿Hoy no debería existir esa administración por fuera?

-Yo digo que no es necesario.

-El intendente dijo públicamente que el objetivo es que no haya administradoras y la plata vaya directamente a la gente. ¿Se puede?

- Sí. Y fundamentalmente, acá estamos hablando de un dinero del Estado que no está llegando a los bolsillos a los que debería llegar.

“Es una vergüenza”

Federico Sosa, integrante del Movimiento Libres del Sur, manifestó que “la Fundación Ergon es una verdadera vergüenza”.

“Desde el Movimiento Libres del Sur repudiamos absolutamente el manejo llevado adelante por la Fundación Ergon. No se puede seguir permitiendo que algunos vivos e inescrupulosos sigan haciendo negocios con las necesidades de nuestro pueblo. Es totalmente repudiable que esta fundación se esté quedando con gran parte de lo que el Estado destina para el pago de los 160 trabajadores de las cooperativas que están bajo su órbita”, dijo Sosa.

Comentá la nota