El Municipio creará una veeduría ciudadana para controlar la obra del puente Kennedy-Hernández

La Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos informó en la mañana de ayer que se constituirá un registro especial con el fin de que los vecinos inspeccionen constantemente los trabajos que se harán en este importante sector de Pergamino. Avances en el proyecto que se terminaría en seis meses.
El Municipio de nuestra ciudad, a través de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, informó que se encuentra abierta la inscripción en el registro especial para integrar la veeduría ciudadana correspondiente a la obra de construcción del nuevo puente sobre arroyo Pergamino que unirá los barrios Kennedy con José Hernández.

Inscripción

Podrán inscribirse a los efectos personas físicas sin representación institucional, comisiones de fomento, uniones vecinales o barriales y organizaciones no gubernamentales. Los requisitos que deberán cumplir aquellos que se anoten son: "Las personas físicas o entidades, deberán residir o domiciliarse en las cercanías de este lugar donde se efectuará la obra o bien tendrán que acreditar interés en razón del beneficio social que el nuevo emprendimiento genera; asimismo se acreditará la condición de propietarios electores del distrito", señaló un comunicado de la Secretaría a cargo del arquitecto José Salauati.

La apertura del registro especial de veeduría ciudadana se da en cumplimiento con los términos de la Ordenanza Nº 6507/06, y en este caso particular, en un todo de acuerdo con el Decreto de Obras Nº 618/09.

Integrantes

"La veeduría ciudadana estará integrada por siete integrantes, de los cuales cuatro corresponderán a las personas físicas sin representación institucional y tres representantes de comisiones de fomento, uniones vecinales o barriales, organizaciones no gubernamentales. Los mismos no tendrán carácter vinculante, ni generarán responsabilidades para sus integrantes", agregaron desde el Municipio de nuestra ciudad en la mañana de ayer.

"Las funciones de este grupo serán cada una de las atribuciones exclusivamente de observación, seguimiento y fiscalización, quedando facultados para presentar ante la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, informes, observaciones y/o sugerencias que estimen pertinentes para vincularse con los trabajos que se concretarán en el arroyo Pergamino", agregaron sobre las tareas a concretar por el equipo que se constituirá.

La participación de la veeduría ciudadana concluirá con la finalización de la obra y su integración no será remunerada; asimismo, cerrado el registro, la veeduría quedará constituida, vía decreto, por estas siete personas. Si los inscriptos superan el número previsto, la designación se hará por sorteo, en caso de no existir inscriptos será en forma directa.

En todos los casos el nombramiento será efectuado por el intendente municipal Héctor Gutiérrez con acuerdo del Concejo Deliberante.

Necesidad del puente

En el primer caso, en octubre de 2007, un grupo de vecinos de los barrios Kennedy, José Hernández y Virgen de Guadalupe se movilizaron hacia el Palacio Municipal en reclamo de medidas viales que dotaran de mayor seguridad a la zona.

En la oportunidad se dejaron asentados reclamos que fueron realizados pero que resultan pocos al momento de prevenir siniestros y que ponen en el tapete la urgencia de la concreción de una vía alternativa que permita a los vecinos circular hacia los barrios cercanos evitando el cruce de la carretera nacional.

De esta manera la empresa Corredor Americano S.A. colocó una serie de delimitadores logarítmicos de velocidad, además de todos los carteles indicadores correspondientes. A su vez el Municipio instaló los semáforos intermitentes antes y después del puente, en Mazzei y Trincavelli, un arco delimitador de altura y señalizó con pintura termoplástica el lomo de burro situado en Mazzei a metros de la arteria Gálvez.

Numerosas acciones

En paralelo, tanto las autoridades municipales como las que están dedicadas a este trabajo en la concesionaria de la ruta, iniciaron las gestiones para adelantar las tareas de la construcción de la nueva traza de la autopista en la zona de influencia. Parte de esta gestión, sobre el Segundo Cruce, fue presentada el año pasado por el Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi) con el compromiso de ser incluidas y realizadas durante 2009. La construcción de la nueva autovía Nº 8 permitirá en el mediano plazo recategorizar todas las vías de circulación involucradas en este conflicto, integrándolas como avenidas urbanas y/o accesos y aliviará el flujo de tránsito pasante, pero no solucionará el conflicto intrabarrial derivado de la falta de integración y movilidad que produce el arroyo Pergamino entre los barrios José Hernández, Virgen de Guadalupe, Kennedy y el Parque Industrial.

José Salauati

"La complejidad del conflicto es de carácter multidimensional y abordaje implica actuar a corto plazo por lo que el Ejecutivo Municipal ha decidido acelerar el proyecto de la construcción del puente entre José Hernández y Kennedy a pesar del magrísimo presupuesto que tenemos para este año. El intendente Héctor Gutiérrez nos ha ordenado priorizar esta obra a pesar del recorte que sufrió la propuesta presupuestaria en el Concejo Deliberante", puntualizó José Salauati, secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos.

"El intendente Gutiérrez ya presentó una nota en la Dirección Provincial de Hidráulica solicitando factibilidad y autorización para la realización de un puente vehicular y peatonal que integrará esas barriadas y con el que apuntamos a descongestionar un poco la zona de la superposición de rutas. Estamos trabajando intensamente en la confección del pliego para llamar a licitación de proyecto y precio, que estará listo antes de fin de mes", continuó el funcionario durante la entrevista mantenida con LA OPINION.

En este sentido se busca integrar la obra con el proyecto del Occovi para el Segundo Cruce previendo el futuro desarrollo urbano del sector, promoviendo un más fácil, cómodo e integrado desarrollo de las actividades y funciones barriales, reduciendo desplazamientos.

Importante proyecto

"Además se busca prever los accesos alternativos al sector desde la futura traza de la autovía Nº 8 para evitar las consecuencias no deseadas derivadas del impacto de los mismos. Esto quiere decir que tenemos que adecuar algunas calles internas de los barrios, la señalización de las mismas y la construcción de ciclovías sobre calles colectoras y sobre los laterales de ruta Nº 32 entre el Segundo Cruce y Parque Industrial y también en la intersección frente a la Escuela Agrotécnica", remarcó Salauati.

Evitar la ruta

Tal como lo anunciara oportunamente LA OPINION, y una vez concluido el estudio de factibilidad por parte de la Dirección Provincial de Hidráulica, el Municipio llamó a licitación pública para la construcción de un puente sobre el arroyo Pergamino que permitirá conectar los barrios José Hernández y Kennedy.

El presupuesto oficial de la obra es de 1.957.052 pesos y la apertura de los pliegos será el próximo 17 de abril, a las 10:00, en la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos. Teniendo en cuenta que los técnicos estipularon un plazo de obra aproximado de cuatro meses y medio, nuestra ciudad disfrutará de este nuevo enlace en un término no mayor a seis meses.

"Recordemos que la zona de superposición de las rutas Nº 8 y 188 es de altísimo riesgo vial, esperamos descomprimir la situación que se genera con el tránsito constante que se registra en este sector", dijo el secretario Salauati.

Asimismo el funcionario de la Municipalidad manifestó que "se debe tener en cuenta que la complejidad del conflicto es de carácter multidimensional y su abordaje implica actuar a corto plazo por lo que el Ejecutivo decidió acelerar el proyecto de construcción del puente a pesar del magro presupuesto que tenemos para este año", enfatizó José Salauati durante la entrevista llevada a cabo en las oficinas del área que funciona en el edificio del Correo.

Mucho interés

Teniendo en cuenta el avance de la planificación, el Diario ayer estuvo con vecinos de los barrios Hernández y Kennedy y todos remarcaron el "compromiso del Municipio por acelerar las gestiones para que se haga el nuevo puente". A su vez, una señora domiciliada en calle Colodrero señaló que "nosotros nos enteramos por los medios de prensa de la ciudad y no creíamos que esto se iba a construir; fueron muchas promesas las que se hicieron sobre esta obra pero ahora nos estamos entusiasmando con lo que dicen en la Municipalidad", dijo la vecina mientras era observada y escuchada por otras personas. "Vamos a ver como siguen con el proyecto, hasta el momento dicen que todo va ‘viento en popa’ pero hasta que las máquinas no estén en el Arroyo no quiero decir nada, informaron que en 6 meses todo se va a terminar y esperemos que cumplan con la palabra porque no se puede seguir cruzando la ruta", manifestó con desconfianza un hombre mayor domiciliado en las inmediaciones del Centro "Mi Casa".

Comentá la nota