Municipio y Coopi pidieron a la Provincia un plan hídrico para acabar con las sequías

Villa Carlos Paz.- Durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo ayer, el municipio carlospacense levantó el "alerta rojo" y exigió al gobierno provincial que lleve adelante un plan hídrico para acabar con las sequías. Tras celebrar la crecida que ingresó al río San Antonio y al lago San Roque, las autoridades destacaron el comportamiento que tuvo la sociedad en cuando al cuidado del recurso hídrico, ante la falta de lluvias que azotaron la región en los últimos meses.
Acompañado por el Gerente General de la Cooperativa Integral, Alejandro Eguiguren, el intendente Carlos Felpeto confirmó que la ciudad ingresó al "alerta naranja" y declaró: "Estamos levantando y anunciando a la población que lo que teníamos como ´alerta rojo´ ha pasado a un ´alerta naranja´, pero esto no significa que se tenga que hacer un consumo masivo de agua y un derroche indiscriminado. Al contrario de eso, esta situación nos demanda seguir con la misma conducta de control, ahorro y restricción del uso del agua que hemos tenido los carlospacenses, hasta tanto vengan más y abundantes lluvias".

El mandatario también argumentó: "Lo bueno es que, por lo menos hemos salido del grave problema que atravesábamos. El río San Antonio habitualmente viene con cuatro mil litros por segundo y, en este período de sequía, hemos llegado a tener alrededor de doscientos litros por segundo. Esto significa que hemos trabajado con el 5% de la capacidad total de carga del río San Antonio, que preocupaba y mucha a la comunidad".

En lo que hace a la posibilidad de modificar las restricciones previstas en cada una de las alarmas, se difundió que es una situación que habrá que "evaluar", aunque se precisó que se podría llegar a modificar el nombre de cada estado de alerta para evitar "una publicidad negativa".

Mientras que se elogió la caída en los niveles de consumo de la sociedad, el Departamento Ejecutivo y la Coopi solicitaron al gobierno provincial que encare un plan de obras a corto, mediano y largo plazo, cuyo objeto será evitar futuros inconvenientes en la provisión de agua. "Necesitamos que se proyecte un plan hídrico integral, lo cual equivale a quitar la presión del 70 por ciento del consumo de Córdoba al San Roque y optimizar el dique Los Molinos, del cual sólo se consume un 30 por ciento"; disparó Felpeto, quien vio sustentado su reclamo por las expresiones de Eguiguren.

"Después de la destrucción de Obras Sanitarias de la Nación, de la Dirección Provincial de Hidráulica y de toda la planificación estatal, nos encontramos en una indefensión total en relación a los servicios sanitarios. No hay regulación ni políticas públicas en temas tan vitales como son el agua y las cloacas, y es evidente que tiene que haber una planificación provincial y nacional para tratar de resolver este problema a futuro"; finalizó el dirigente de la prestataria del servicio de agua y cloacas en Villa Carlos Paz.

Comentá la nota