"El municipio no controla"

El concejal radical advirtió que hace siete años fue sancionada una "amplia ordenanza" de su autoría y acusó al Imusa porque "no ejerce el poder de policía, y como en otras normas, no se exige el cumplimiento de lo que está vigente".
El oficialismo en el Concejo anunció ayer que la semana próxima, tras el receso invernal, impulsará el tratamiento de un proyecto presentado en 2008 tendiente a regular la tenencia de animales potencialmente peligrosos a raíz de los dos ataques cometidos días atrás por un dogo y un rottweiler a sus propietarios. Desde el radicalismo, el concejal Jorge Boasso advirtió que el cuerpo ya sancionó hace siete años una amplia ordenanza vinculada con la temática y denunció que el Ejecutivo local, a través del Imusa, "no ejerce el poder policía y como en tantas otras normas no se exige el cumplimiento de lo que está vigente". De acuerdo a la iniciativa de Boasso, los animales "que por sus antecedentes y características lo requieran y si su carácter agresivo lo justifica" debe exigirse el uso de correa corta. Asimismo se contempló la creación de un registro de animales, la implementación de una tarjeta sanitaria y sanciones. "Lo único que no se incluyó fue el bozal", aclaró el edil, en referencia a la propuesta del socialismo.

Aunque los dos perros que atacaron esta semana a sus propietarios lo hicieron en las viviendas particulares de los afectados, la regulación sobre su tenencia volvió a discutirse en la ciudad. Las agresiones no fueron menores: el miércoles un hombre de 50 años falleció a raíz del ataque de su rotwailler y el jueves un chico de 4 resultó gravemnente herido en el rostro por su dogo. En ese sentido, la directora del Instituto de Salud Animal (Imusa), Diana Bonifacio exigió la aprobación de un proyecto presentado por el PS desde fines del año pasado.

El autor de la iniciativa, el concejal Aldo Gómez comentó que la propuesta "se está analizando en la Comisión de Ecología. Hemos recibido a distintos actores involucrados con la temática, hemos consultado a la Facultad de Veterinaria de la UNR, y a las asociaciones protectoras de animales que plantearon algunos reparos fundamentalmente en torno al uso del bozal que proponemos para razas potencialmente peligrosas".

Gómez confió a este diario que la intención del oficialismo es agilizar desde la semana próxima la aprobación del proyecto en Ecología para luego habilitar su tratamiento en el recinto.

El radical Boasso recordó a Rosario/12 que a fines de 2002 el Concejo aprobó un proyecto suyo, la Ordenanza 7445 que regula la Tenencia, Control, Registro y Protección de Animales. "Es un proyecto que nos llevó varios meses de debate, está vigente, y el Ejecutivo, como en tantos otros casos no exige su cumplimiento", criticó para después destacar que "lo único que no incorporamos en el proyecto fue el uso del bozal, pero establecimos la exigencia de la correa corta para aquellos animales cuyo carácter agresivo lo justificara".

En el artículo décimo se contempló la creación, en el ámbito del Imusa, del Registro Unico de Mascotas (RUM), en el cual deberán ser inscriptos, en forma gratuita los perros que circulen o no por la vía pública a partir de los seis meses de vida. Más adelante se especificaba que todo propietario que registre su animal en el RUM recibirá una tarjeta sanitaria en la que se especificará algunos datos mínimos (identificación y domicilio del propietario del animal, reseña del animal con indicación de edad, sexo, raza y color y datos de vacunación).

También se estableció la creación de un registro para cuidadores, entrenadores o paseadores de perros, la obligatoriedad de recoger las

"deposiciones o materias similares que en ellos depositen los animales" para lo cual "será obligación del municipio proveer de elementos complementarios en los espacios públicos" para su cumplimiento. La norma enumeró sanciones y además se estipuló su entrada en vigencia a los ciento ochenta días a partir de su publicación en el Boletín Oficial de la Municipalidad de Rosario.

Comentá la nota