EL MUNICIPIO CONTINUARÁ CON LOS CONTROLES EN EL EDIFICIO DEL JIF

Desde el pasado lunes, el Instituto Juvenil Fueguino recibió la aprobación del área de Inspección General del Municipio de Río Grande, para el dictado de clases sólo en la planta baja del establecimiento.
Dado que la planta alta todavía no se encuentra en condiciones de seguridad aptas, no ha sido habilitada y las autoridades del Instituto tienen un plazo de 30 días para reacondicionar este sector de la edificación.

En este sentido, el Municipio de Río Grande seguirá con controles estrictos en la obra, para constatar que no se permita el paso a ninguna persona en ése área del edificio, como así también, de que no se realicen trabajos en horarios de clase, para seguridad de los estudiantes.

Respecto a los controles, el Director de Inspección General, Jaime Alderete, señaló que "a través de inspecciones periódicas, con los inspectores de comercio, se verificará que no se lleven adelante tareas educativas en el primer y segundo piso del establecimiento", añadiendo que "porque así lo hemos establecido y autorizado en el permiso".

Por otra parte, el funcionario municipal, expresó con anhelo que "esperamos que el JIF pueda finalizar con los trabajos de refuerzos de las estructuras y de reacondicionamiento de las mismas, para que puedan habilitar todo el edificio, que es lo que anhelan, tanto la comunidad educativa como los padres de los chicos y por supuesto, también desde el Ejecutivo municipal", sostuvo Alderte, observando que "es todo un problema que en la ciudad haya un colegio que no pueda impartir clases".

Comentá la nota