El municipio congelará los gastos hasta fin de año

El intendente Quintela anunció que se reordenará el gasto y que en algunos casos se suspenderá la compra de nuevos insumos. Virtual paralización de las obras públicas municipales
No será fácil para el municipio terminar este año en materia financiera y de servicios públicos. El intendente capitalino Ricardo Quintela reunió a su gabinete y confirmó que hasta fin de año habrá una reorganización de los gastos públicos comunales.

“El Jefe comunal decretará la imposibilidad de nuevas compras, cerrando así el año con lo pendiente en materia de provisión de insumos, asegurando el funcionamiento de camiones recolectores y de las máquinas viales que realizan los trabajos en los barrios”, informó oficialmente el municipio luego de la reunió que el Intendente mantuvo con su gabinete en el final de la semana que pasó.

Según pudo establecerse, durante la extensa reunión Quintela dejó en claro a sus funcionarios que habrá un orden de prioridades en los gastos que incluirá: sueldos, los servicios públicos y el pago a algunos acreedores que están pendientes desde hace varios meses.

“El Intendente reafirmó la ‘complicada situación’ y solicitó a cada funcionario un ‘estricto’ control en el gasto y afinó las prioridades que ya habían sido establecidas. Entonces solicitó cancelar pedidos y compras de elementos, pretendiendo que se puedan cancelar algunas deudas con proveedores. Los pagos sobre todo de los servicios y algunas obras ya comprometidas serán las nuevas prioridades del municipio”, dijo el municipio de manera oficial.

Pedidos

Durante la reunión Quintela también puntualizó en la relación con la empresa Aguas de La Rioja.

“Otro de los temas puntuales fue la relación que tiene el municipio con la empresa Aguas de La Rioja. Especialmente ante la cantidad de roturas de calles que como producto de pérdidas de aguas hacen que ningún trabajo de bacheo sea eficaz”, dijo la Municipalidad.

En este sentido, Quintela informó a sus funcionarios “el municipio tiene alrededor de 20 multas en ejecución y más de 800 emplazamientos por obras en calzadas sin autorización y/o roturas en calles que impiden una buena circulación”. “Es imposible encarar trabajos perdurables porque cualquier pérdida hace que el mismo se torne frágil”, dijo el Intendente, al tiempo que reclamó alguna intervención por parte del Ente Único de Control de las Privatizadas, que es el organismo que controla a las empresas privatizadas que prestan servicios en la ciudad y en la Provincia.

Obras

Aunque Quintela no trató el tema de manera directa durante la reunión, NUEVA RIOJA pudo saber que uno de los sectores más afectados es el de las obras públicas comunales.

“Actualmente se continúa con la remodelación del Parque Yacampis, porque con esa obra existe el compromiso expreso del Intendente de tenerla terminada antes de fin de año. Pero para el resto casi no hay recursos”, admitió un funcionario municipal.

Hace un mes el municipio había anunciado que iba a terminar las obras públicas que actualmente están en ejecución y que no se concretarán nuevas acciones, pero todo indica que ni siquiera se terminarán las que actualmente están en ejecución.

En este contexto se anunció la semana pasada la nueva moratoria municipal y el avance en diferentes mecanismos para implementar tasas que no se estaban aplicando.

Comentá la nota