El Municipio concluyó con los trabajos en el sistema de gas de Chacra XI

El secretario de Obras y Servicios Públicos, Julio Bogado, anunció que se han concluido con los tres requerimientos finales que eran la colocación de los 360 servicios; la hermeticidad de la red de gas y la calibración de la planta reductora de gas con la previa colocación de un calentador.
Ahora solo esperan la aprobación final de Camuzzi Gas del Sur para habilitar este servicio. "Ya se ha completado, según lo planificado y acordado con Camuzzi; esto es, el establecimiento de los 360 servicios; también se han realizado las pruebas de hermeticidad de toda la red, se ha estado venteando y en el caso de la planta, se ha terminado con la colocación del calentador e incluso ha venido el especialista de la empresa Armec desde Buenos Aires para realizar la calibración de todo el ingenio por lo que ha quedado en condiciones de funcionar", celebró el Secretario.

Bogado tenía previsto un encuentro con los responsables locales de la empresa Camuzzi "a los efectos de combinar ya, en forma fehaciente, el día que se le va a abrir la válvula para que red tenga este fluido más que necesario para todos los vecinos de Chacra XI", anticipó Bogado.

Agregó que "estamos muy contentos porque ya oficial mente vamos a hacer una inauguración simbólica del sistema".

Por último dijo que con estos trabajos terminados, "esperamos dar una respuesta definitiva

a todo este tema, que ha tenido una gran espera por parte de los habitantes del sector que quieren contar efectivamente con este servicio que es esencial".

Cabe recordar que la responsabilidad del municipio consistía en colocar la infraestructura de red de gas para toda la urbanización de Chacra XI de más de 720 lotes, más la construcción de una planta reductora de gas de 40 a 1,5 kilogramos de presión para la red domiciliaria (que fue construida por la empresa Armec de Buenos Aires); además de todo un complejo de material que albergase a esta planta reductora y sistemas de seguridad.

Factores climáticos, condiciones del terreno y una situación económico – financiera adversa, fueron demorando la conclusión de la obra. Además, esta planta no iba a poder operar hasta tanto no se construyese un loop de refuerzo del gasoducto de ocho pulgadas para que la alimente. Es así que el Estado nacional y la empresa Camuzzi, a través de un fondo fiduciario, se destinó un fondo de alrededor de 20 millones para la construcción de este refuerzo.

Comentá la nota