El municipio capitalino espera cobrar en la brevedad lo adeudado por Aguas de La Rioja

El intendente Ricardo Quintela aseguró que el deseo de la comuna es cobrar la deuda de casi cuatro millones de pesos a la "brevedad". Por otra parte, informó sobre las renuncias de los funcionarios municipales.
En el marco de la puesta en marcha del nuevo sistema de carné sanitario, el intendente capitalino informó que el municipio requiere de forma urgente el monto adeudado por la empresa Aguas de La Rioja y que esperan "cobrarlo" a la brevedad.

Asimismo recordó que "Aguas de La Rioja tiene una deuda con el municipio de aproximadamente cuatro millones de pesos por contratos incumplidos y por deudas generadas por multas o porque hay una rotura de asfalto y no se llevó a cabo con lo que establece la ordenanza".

Agregó que el municipio pidió a la Justicia que realice los embargos correspondientes a fin de que los recursos que cobra la empresa a los riojanos queden en la Provincia.

Al mismo tiempo, el intendente sostuvo que "si la empresa determina la quiebra nos vendrá la parte que nos corresponde".

Quintela comentó que Aguas de La Rioja es una empresa que tuvo mucha dificultad este último tiempo donde la inversiones fueron prácticamente nulas, la prestación de servicio deficitario y que solamente se encargaron de cobrar el servicio, por tal motivo comentó que si el Gobierno provincial se encarga del servicio de agua y cloacas por parte del municipio se brindará todo el apoyo que sea necesario a fin de poder ofrecer un mejor servicio a toda la comunidad.

RENUNCIAS

El Ejecutivo municipal solicitó, días atrás, la renuncia de todos los funcionarios encargados de las diferentes áreas del municipio. Al respecto Quintela comentó que "cuando concluye el año, tenemos como costumbre y eso lo saben los funcionarios la presentación de las renuncias a disposición del poder Ejecutivo municipal".

Asimismo el intendente informó que durante el mes de enero y parte de febrero del próximo año va a decidir los cambios que va a llevar adelante en el gabinete y aseguró que esos cambios no van a generar ningún tipo de problemas, "nos vamos a tomar 45 días para tomar las decisiones que hay que tomar con respecto a las modificaciones del gabinete, cabe aclarar que son los funcionarios que tienen "responsabilidades políticas" explicó Quintela.

Al mismo tiempo comentó que hay algunas áreas que funcionan muy bien y otras que tienen dificultades por eso aseguró que son necesarios los cambios a fin de brindar a la comunidad un mejor servicio. "Hay funcionarios y funcionarias que para juicio del Ejecutivo cumplieron un ciclo, sin embargo esto no quiere decir que no estemos conformes, hay otros que el intendente los necesita en otras funciones o hay compañeros que necesita ponerlos en una impronta diferente" precisó Quintela.

Cabe destacar que el intendente no quiso adelantar ningún nombre ya que afirma tener la necesidad de preservar la identidad de las personas, además aseguró que es necesario respetar a los actuales funcionarios. Asimismo llevó tranquilidad ya que afirmó que las personas no van a perder su trabajo y comentó que "simplemente necesitamos que tengan una impronta diferente algunas áreas y eso es lo que pretende el Ejecutivo municipal".

Comentá la nota