El Municipio busca una salida al conflicto en Lima

Cerca de 600 personas se reunieron en la puerta de la Delegación municipal para escuchar a Cáffaro y a toda su comitiva de funcionarios que se vieron obligados a ir a Lima tras los cortes realizados por 400 personas en la jornada del lunes que, literalmente, sitiaron la localidad.
Fue una suerte de Asamblea Popular en donde Cáffaro les volvió a prometer a todos los limeños que continuará gestionando recursos para ellos y los invitó a conformar una comisión de trabajo para programar un plan de obra.

"Los soldados del intendente"

Pasadas las 10:45, Cáffaro, el actual Presidente del Concejo Deliberante, Aldo Morino, el jefe de Gabinete, Pablo Giménez, el subsecretario de la Delegación de Lima saliente, Oscar da Costa, y el entrante, Ricardo Priori, el director de Relaciones con la Comunidad, Eduardo Amado, el director de Tránsito, Jorge Blanco, y el titular del departamento de Derechos Humanos, Rosario Bay, fueron "los soldados del Intendente"- término utilizado por el futuro delegado Ricardo Priori- que se hicieron presentes para charlar con las autoridades de JICRELI. En primera instancia, Cáffaro se dirigió a todos los vecinos que se agolparon en la puerta de la delegación, tratando de responder a las diferentes demandas planteadas entre gritos y acusaciones.

Allí aseguró que tanto él como su equipo, gestionan continuamente en Provincia y Nación las obras destinadas a Lima pero que reforzará las gestiones para concretar lo prometido.

Luego, se dirigió al interior de la delegación para charlar con integrantes de JICRELI, quienes le recriminaron la tardanza de las obras y le volvieron a reiterar que Lima está abandonada y que no se había cambiado nada desde la Banca Abierta de hace tres meses.

Por momentos, los vecinos limeños manifestaron sus reclamos con la misma vehemencia que utilizaron cuando se encerraron con los concejales en la sala de un bloque, tras el Uso de la Banca Abierta, y pedían la Interpelación al intendente.

"Comisión de Trabajo mixta"

Finalmente, la solución llegó cuando Cáffaro y los integrantes de JICRELI acordaron conformar una "Comisión de Trabajo mixta" con cinco integrantes del Ejecutivo y otros cinco en representación de los vecinos para delinear un plan de tareas durante el año entrante.

"Lo importante es que se vayan cumplimentando las obras y las inversiones que todos demandamos", coincidieron desde JICRELI, quienes anunciaron que levantarán los cortes de ruta al conseguir una respuesta por parte del intendente.

Cabe mencionar que los cortes se mantuvieron hasta el mediodía y que los micros con trabajadores de Atucha I y II no pudieron ingresar a las centrales nucleares.

Se dispondrán más maquinarias para el mantenimiento

"Se colocarán más maquinarias para resolver las problemáticas relacionadas al mantenimiento de la ciudad", anunció el aún delegado de Lima, Oscar da Costa, que se mantendrá en su cargo hasta el 31 de diciembre. A su vez, defendió su gestión, "el 80 % de la ciudad está bien mantenida, hay una empresa de parquizado que está cortando el pasto y manteniendo la ciudad. En todos estos meses trabajamos fuertemente por mejorar la calidad de vida de todos los limeños y, a través de muchas iniciadas y muchas otras que se están por iniciar, estamos en camino de lograr".

Por último, da Costa aclaró que habla constantemente con Ricardo Priori, el delegado entrante, y que la transición está realizándose ordenadamente.

Asimismo, confirmó que las obras en la rotonda de acceso están iniciadas y que los desagües pluviales ya están en un 80 % de avance de obra y se continuará entubando tanto en la zona rural como en la calle 1 y 2.

Comentá la nota