El Municipio avanza con la limpieza del arbolado público en los barrios.

La Dirección de Parques y Jardines lleva adelante las tareas planificadas para diferentes sectores en el marco de las acciones que le competen a esta área comunal. No obstante, se hará un nuevo relevamiento.
Desde la Dirección de Parques y Jardines de la Municipalidad se informó que está en marcha la poda del arbolado público y en forma simultánea se lleva adelante una campaña para concientizar a los vecinos de que no limpien las especies. El mensaje apunta a crear conciencia y evitar las multas que estarán a cargo de Inspección General.

Asimismo, el subsecretario de Servicios Públicos, Adalberto Enriquéz, señaló que "se hace una tarea especial que se ejecuta con las cuadrillas comunales.

Tareas a realizar

"La limpieza de las ramas que obstaculizan las luminarias está en el cronograma de acciones pensadas por nuestra área ya que todo lo que se haga es para despejar el cableado, tal cual se había acordado con la Cooperativa Eléctrica", explicó Enriquéz.

Nueva evaluación

Desde la Dirección se evalúan los sectores, se armaron las cuadrillas para cumplir con la demanda, pero uno de los problemas radica en la falta de operarios a tal punto que se está analizando la incorporación de nuevos obreros. Las necesidades que hay en este sentido, son muchas y por tal motivo se empezará con anticipación el diagrama con el objetivo de evitar contratiempos.

"Diariamente se están recorriendo los barrios y se comprobó que en el radio céntrico existen especies viejas que no deberían estar; son diversos los problemas que ocasionan a los frentistas y el mal estado de algunas veredas es un punto fundamental para ratificar los resultados de estas evaluaciones", agregó Enriquéz que coopera con Parques y Jardines en reemplazo de la ingeniera Josefina Capalbo que está de licencia.

"Por tal motivo, la idea es pensar en la reforestación de varias zonas, pero habrá que hacer un plan amplio entre las áreas municipales, no es una tarea que se desarrolla de un día para el otro ya que lleva una anticipada y correcta intervención. No obstante, el Consejo del Arbolado Público participará con el objetivo de coordinar los trabajos que se harán en el transcurso de este año", destacó el subsecretario del área.

Forestación

"La idea original es seguir evaluando la situación de las especies que existen pero el objetivo es continuar con la reforestación; también hay que hacer un relevamiento para saber el estado general de los árboles", subrayó Capalbo en una nota anterior.

"Asimismo, nos hemos trazado la meta de diagramar la colocación de ejemplares que brinden una función específica, es decir que den sombra y que no dañen las veredas ya que este es un inconveniente por el cual muchos vecinos se quejan en nuestra área.

"Queremos plantar especies que no perjudiquen a nadie, que permitan contar con árboles de excelente calidad con un mantenimiento constante.

"Uno de los objetivos centrales depende de la correcta forestación pero no se debe impedir la construcción de viviendas o las obras públicas por culpa de un árbol mal colocado; se tiene que pensar en especies que no dañen nada, con la distancia entre uno y otro para que cumplan con la idea inicial para la cual se los plantó. En este sentido, estamos avanzando con la limpieza de especies en espacios públicos y en el transcurso de esta semana se terminaron acciones en diferentes plazas de Pergamino", explicaron en el Municipio.

Pedidos de vecinos

En lo que respecta a los reclamos, Adalberto Enriquéz explicó que "tenemos muchísimos pedidos de los vecinos" y reconoció que "somos conscientes que hay retrasos en la ejecución de las tareas. La gente reclama cronogramas para los barrios y en la actualidad seguiremos atendiendo las llamadas de los frentistas, dándoles toda la prioridad a los mismos.

"A su vez la obstrucción en las cañerías nos preocupa y en esta temporada cortaremos las raíces que puedan traer complicaciones, tal cual lo hicimos el año pasado con buenos resultados".

Arbolado público

"El arbolado urbano requiere lo que llamamos ‘poda de formación’, la cual se realiza en los dos o tres primeros años de su emplazamiento y con la finalidad de que la copa se vaya formando y crezca con la mejor luz.

"Una vez definidas esas características, se deja sólo la acción de la naturaleza limitándose el hombre a admirar y disfrutar de su crecimiento, salvo eventuales y limitadas podas selectivas. Si bien la mayoría de las ordenanzas municipales de la provincia de Buenos Aires autorizan la poda desde el 15 de mayo al 15 de agosto, es necesario realizar una evaluación previa para iniciar esta actividad dijo Enriquéz que reconoció que en Pergamino las tareas se adelantaron "teniendo en cuenta la importante cantidad de árboles que hay.

"Frente a un árbol en el cual hemos encontrado razones válidas que justifiquen el ser sometido a tareas de poda, debemos realizar esa tarea en época adecuada. La más conveniente depende de la especie y de las condiciones climáticas. Las especies de hojas caducas se deben podar durante el reposo vegetativo impuesto por los fríos. El mejor momento es cuando la planta tiene las reservas altas, es decir desde la caída de las hojas en otoño hasta fines del invierno, pero siempre antes de que empiece la brotación. El peor momento para podar es cuando las hojas se están formando, ya que las reservas están en un nivel mínimo y cuando las hojas están cayendo, ya que pierden reservas necesarias para la formación de raíces. Las podas en períodos de intensas heladas resultan perjudiciales para el vigor futuro de las plantas. Las especies de follaje persistente es aconsejable podarlas en la misma época que las caducifolias, ya que tienen en ese período menor actividad y en cuanto a los frutales, podemos decir que cada variedad posee reglas distintas para la poda", concluyó la ingeniera Josefina Capalbo.

Recolección especial

Una vez más, se recuerda que "los restos verdes y ramas deben disponerse sobre la vereda, embolsados o atados en fardos para su fácil recolección y el volumen a disponer en las veredas no podrá superar el metro cúbico a fin de no obstaculizar el tránsito peatonal. Por su parte los escombros deben disponerse en bolsas de arpillera resistentes de no más de 10 kilogramos de peso cada una.

"Los residuos voluminosos (muebles viejos, cacharros o trastos inútiles), se dispondrán teniendo los recaudos necesarios para que el operario municipal no se lastime al levantarlos (que no queden clavos, puntas o bordes cortantes). Se recomienda sacar los residuos a la vereda, durante el fin de semana previo o en los primeros días de la semana correspondiente a fin de evitar retrasos en la recolección.

"Recordamos que el espíritu de este programa es el de resolver la recolección de residuos que por sus características no pueden ser juntados por los camiones compactadores del servicio habitual de recolección y que por su volumen acotado no justifiquen la contratación de un volquete o un flete para su traslado a la Planta de Tratamiento de Residuos. De esta manera la Municipalidad ofrece un servicio que tiene por objetivo prevenir que este tipo de desechos sean arrojados o depositados en terrenos baldíos o en la periferia dando origen a basurales clandestinos".

Comentá la nota