El Municipio avanza hacia la implementación de la Tarjeta Social.

La Municipalidad de Puerto Madryn ha iniciado el análisis de toda la documentación necesaria para poder contar con una tarjeta social propia con el objetivo de transformarla en una herramienta que complemente la batería de programas nacionales y provinciales que en la actualidad benefician a los madrynenses, fundamentalmente, aquellos de menores recursos.
La tarjeta, que será similar a la implementada en otros municipios de la provincia, surge de un posible acuerdo con el Banco Chubut S.A. para que a través del soporte magnético los beneficiarios accedan a la compra de alimentos en los comercios adheridos a la entidad crediticia provincial.

La propuesta es equivalente a las operatorias normadas para toda tarjeta de debito con una disponibilidad acreditada toda vez que se disponga el pago del subsidio mensual y el usuario, que es el beneficiario del subsidio, accede a compras de determinados artículos y en comercios previamente adheridos a través de la red de P.O.S. y del centro de autorizaciones de la entidad bancaria.

Desde la Secretaría de Acción Social se continúa elaborando la propuesta referida a los aspectos técnicos como por ejemplo las condiciones de admisión y las características particulares que tendrá el beneficio dentro de la órbita municipal. Al mismo tiempo se continúa avanzando en los aspectos legales y económicos para poder concluir el proyecto dentro de las próximas semanas para que el Ejecutivo Municipal establezca los plazos en los que comenzará a ponerse en marcha la medida.

El titular del Departamento Ejecutivo Municipal, Carlos Eliceche, señaló que la puesta en marcha de este sistema tiene una serie de ventajas tales como una eficiente fiscalización acerca del destino que se le da a fondos destinados a sectores que aún no logran reinsertarse en el mercado laboral, evitando todo tipo de especulación y eliminando todo resabio de clientelismo. Asimismo, pone en valor a la persona ya que una vez que ha sido verificada la situación del potencial beneficiario y establecido la necesidad de concurrir en su apoyo, se lo ingresa al sistema y queda bancarizado evitando todo otro tipo de trámite. Acotó “esta ayuda dignifica y le da a las personas la posibilidad de elegir el momento y el comercio que le resulte conveniente, es un paso sustancial e importante para nuestra política de ir avanzando progresivamente hacia un sistema mucho más solidario y que establezca mecanismos adecuados para que se pueda generar un marco de promoción y no de asistencialismo”.

Comentá la nota