El Municipio aspira a recuperar $ 40 millones de deuda por año

Para eso, firmará un contrato con una empresa del Banco Provincia. Le cederá la gestión de la cobranza de las tasas de Servicios Urbanos y Seguridad e Higiene a cambio de una comisión del 11% más IVA. En el Gobierno descartan que se trate de una "privatización".-
El gobierno de Gustavo Pulti impulsa un plan para que el Municipio recupere la deuda tributaria, que asciende a los 251 millones de pesos entre los contribuyentes que están en mora o en etapa prejudicial. La intención oficial es obtener unos 40 millones anuales de ese stock y subir la cobrabilidad del 62,8 –el índice actual- al 70 por ciento.

Para eso, en los próximos días la administración firmará un contrato con Bapro Mandatos y Negocios, una empresa del Banco Provincia. La semana pasada, el secretario de Economía y Hacienda, Mariano Pérez Rojas, informó a los jefes de bloque del Concejo Deliberante sobre la decisión que tomaría el Gobierno.

La posibilidad de suscribir ese contrato, según dijeron altas fuentes del Ejecutivo, surge de un convenio marco de colaboración rubricado con el Banco Provincia el año pasado que ya fue convalidado por el Concejo.

"El presente convenio marco se celebra con el objeto de establecer un vínculo de cooperación institucional a fin de implementar acciones conjuntas que permitan la adecuada gestión de sus respectivos recursos e intereses", sostiene la cláusula primera.

En la segunda se mencionan cuatro objetivos concretos:

• Dotar al Municipio de información para incrementar la eficiencia en los procesos de bienes de capital, como maquinarias, herramientas y equipos tendientes a incrementar el potencial productivo.

• Colaborar en la búsqueda de las diversas fuentes de financiamiento, dotando de información sobre las opciones más convenientes de acuerdo a las ofertas vigentes en plaza.

• Brindar asistencia para lograr una mayor eficiencia en la administración tributaria municipal, facilitando el acceso a tecnologías y recursos apropiados.

• Asesorar en la contratación de los diversos seguros que utiliza el Municipio.

De acuerdo con el boceto de contrato –cuya redacción final está ajustando la Secretaría de Economía-, la idea es que, transcurridos los cien días de que un contribuyente no ha pagado la tasa por Servicios Urbanos o por Seguridad e Higiene, se le entregue la gestión de cobranza a Bapro Mandatos y Negocios. El costo para el Municipio sería de un 11 por ciento (más IVA) de los montos que efectivamente cobre la empresa.

Tras la reunión entre Pérez Rojas y los jefes de bloque, distintos concejales opositores salieron a denunciar una probable intención del Gobierno de "privatizar" el recupero de la deuda. "Pero esto está lejos de ser una privatización: vamos a hacer el contrato con una empresa cien por ciento pública, que forma parte del Banco Provincia, el agente financiero natural de los municipios", dijeron ayer en el Ejecutivo. Y recordaron que también existen contratos con empresas pertenecientes a esa entidad por ART, leasing o seguros.

Según el secretario de Economía, el sistema de gestión de cobranza que utiliza el Municipio, basado en la emisión de títulos ejecutivos a abogados externos, "no es bueno". Un dato: del monto total que se les entrega para cobrar, la Municipalidad sólo recupera un 30 por ciento.

"La idea es mejorar la gestión de cobranza de las cuentas que están en mora a través de llamados telefónicos, misivas y notificaciones. Va a haber una mayor agresividad con aquellas cuentas que tienen mayor capacidad contributiva", explicó Pérez Rojas.

Las dificultades del Municipio para hacerse de esa deuda residen, según comentó, en la escasa infraestructura y los "pocos recursos tecnológicos" para llegar al contribuyente.

Una de las mayores apuestas del Gobierno es el recupero de la tasa por Seguridad e Higiene. Los cálculos oficiales hablan de la posibilidad de multiplicar por cuatro o por cinco lo percibido anualmente por el Municipio.

PUBLICIDAD Y PROPAGANDA

Un contrato similar al que se firmará por las principales tasas del Municipio se rubricará por los derechos de Publicidad y Propaganda. La Comuna recibe hoy unos 3,5 millones de pesos por ese concepto. Una alta fuente del Ejecutivo reveló que podría saltar a 30 o 35 millones con la nueva gestión de cobranza.

En este caso, la principal consigna que tendrá la empresa del Bapro es hacer un relevamiento de los contribuyentes que deberían pagar el derecho. De lo que recupere se quedará con un 17 por ciento (más IVA) de comisión.

"En Publicidad y Propaganda, la Municipalidad cobra mal y poco. La experiencia que vamos a intentar es la que usan en otros municipios, incluso con empresas privadas que cobran de comisión entre el 30 y el 40 por ciento, como en Berizzo, Cañuelas, San Rafael o General Rodríguez", aseguró Pérez Rojas.

Un detalle que remarcaron en el Gobierno es que ambos contratos tendrán una cláusula anticorrupción.

Comentá la nota