El municipio analiza por separado cada reclamo de la tasa de higiene

La secretaria municipal de Economía y Finanzas, Carla Matarese se refirió a las dudas más reiteradas que se recepcionaron en los últimos días. También informó respecto a los lugares donde dirigirse para solicitar exenciones y bonificaciones y a la existencia de dos líneas telefónicas para efectuar consultas.
Con la entrada en vigencia a partir de abril de la nueva concesión del servicio a la empresa Clear y la distribución entre los contribuyentes de la primera factura con el nuevo costo de tasa de higiene urbana, en el municipio de Comodoro Rivadavia son numerosas las quejas y consultas que se están recibiendo durante las últimas semanas.

Hay que recordar que el valor del servicio presenta costos diferenciados según el sector de la ciudad donde se resida, también si ese contribuyente tiene asfalto en la calle donde vive –lo que influye sobre la frecuencia de barrido- y si el camión recolector pasa por el lugar a diario o si lo hace tres veces a la semana. Además, incide en el valor si el inmueble es utilizado como vivienda o si tiene alguna afectación comercial.

De ese modo, en muchos casos el valor del servicio se ha traducido en un incremento superior al 200 por ciento. Sin embargo, la secretaria municipal de Economía y Finanzas, Carla Matarese señaló ayer que cada caso es atendido en forma particular en el sector de facturación de la tasa de higiene localizado en el hall central de la Municipalidad.

A ese lugar pueden dirigirse aquellos contribuyentes que responden a grupos vulnerables o de escasos recursos entre los que se cuentan los adultos mayores que carecen de jubilación y también los jubilados y pensionados que cobren hasta $1.800, quienes reciben un tratamiento diferencial en función de poder afrontar el pago mediante bonificaciones o exenciones. También pueden hacerse extensivas esas bonificaciones y exenciones al impuesto inmobiliario, en caso de que tales herramientas no hayan sido gestionadas en su momento.

TRES TIPOS DE PLANTEOS

En relación a los restantes contribuyentes, la funcionaria enfatizó que gran parte del trabajo que se realiza desde su área de injerencia es el seguimiento de las consultas y quejas para efectuar un análisis de cada particularidad y evaluar cuáles son los factores que inciden en cada caso, aunque a grandes rasgos puede hablarse de tres tipos de casos frecuentes, argumentó.

En primer término se cuentan aquellos terrenos donde existen más de una vivienda y Matarese precisó que cada una de ellas recibirá un recibo por separado, dado que la tasa de higiene se cobra a cada vivienda particular.

Otra duda frecuente sobre la aplicación de la tasa proviene del sector comercial y radica en aquellos casos en que la factura contempla la totalidad de los metros construidos y no los habilitados para la actividad comercial, por lo que cada contribuyente deberá acercarse al municipio a corregir la información.

"Nosotros hemos hecho un trabajo previo durante enero y febrero para poder sanear la base de esas desactualizaciones y si bien lo ha tomado a cargo el Estado, es una obligación de cada ciudadano el venir y declarar los datos que lo identifican, más sabiendo que esos datos están desactualizados", subrayó.

La secretaria de Hacienda resaltó que en cada recibo de la tasa figuran los datos del contribuyente y si la misma se percibe en concepto de comercio o vivienda, y es allí donde puede cotejarse si sus datos se encuentran actualizados.

Tal aclaración se funda en otro de los motivos de consulta. Matarese citó como ejemplo a numerosos kioscos de barrio que han dejado de funcionar y cuya baja no fue declarada al municipio. Así, a esos inmuebles llega una factura donde figura como propiedad afectada a una actividad comercial.

"Si un inmueble durante diez años figuró como comercio y nunca se acercó nadie a declarar al municipio que ya no funcionaba más un comercio en ese lugar, entonces en la base sigue figurando como comercio. Por eso, basta que se acerquen, declaren que eso es vivienda o no funciona nada y automáticamente, se le ajusta el valor correspondiente", explicó Matarese.

También se precisó que en el caso de aquellos terrenos donde se ubican a la vez la vivienda y el comercio, ambas se distinguen como unidades distintas porque así están discriminadas en el sistema donde el comercio se toma por los metros cuadrados habilitados.

Tras recordar que el nuevo servicio de higiene urbana ya se encuentra en vigencia, la funcionaria indicó que la facturación pertinente llegó a los distintos domicilios durante esta última semana y que en aquellos casos donde se registre demora en la recepción del mismo el contribuyente no debe preocuparse, dado que el vencimiento operará el 30 de abril.

Finalmente, se informó que existen dos números telefónicos donde pueden hacerse consultas, tanto sobre la facturación como acerca del servicio en sí. Las consultas pueden canalizarse a través del conmutador municipal Nº 406 -0627 o al número gratuito 0800-333-0706.

Comentá la nota