El Municipio amplió la red de agua potable en una zona del barrio Malvinas Argentinas

A través de una tarea conjunta entre vecinos y la Dirección de Obras Sanitarias, se logró llevar el líquido vital a más de 45 familias. Satisfacción de las autoridades municipales por el avance de estos trabajos en la ciudad.

El Municipio de nuestra ciudad, a través de la Dirección de Obras Sanitarias, inauguró oficialmente la ampliación de la red de agua potable en un sector del barrio Malvinas Argentinas en el marco de la planificación establecida por esta dependencia comunal para llevar el líquido vital a todas las zonas de Pergamino.

Héctor Gutiérrez

"Nosotros estamos cumpliendo con un compromiso asumido ante los vecinos de este lugar que habían solicitado la provisión del agua y por tal motivo nos complace presentar estas tareas", señaló el intendente Héctor Gutiérrez ante la atenta mirada de funcionarios municipales que estuvieron con los vecinos. "La obra pública social es importante; hemos manifestado en reiteradas oportunidades que trabajamos en los barrios que necesitan este tipo de prestación y se avanzó mucho en este último tiempo", agregó el jefe comunal durante la conferencia de prensa que se llevó a cabo el lunes por la tarde.

Julio Villarreal

Por su parte el ingeniero Julio Villarreal, director técnico de Obras Sanitarias, detalló que se "instalaron varios metros de caños de varias medidas, material que fue aportado por los vecinos de este sector de la ciudad. No obstante hay que remarcar que se utilizaron maquinarias de nuestra dirección y también herramientas de la Subsecretaría de Servicios Públicos", señaló el funcionario local.

Más pozos

El Municipio informó además que antes de finalizar el año estarían en funcionamiento tres nuevos pozos de agua en el marco del plan que impulsa la Dirección de Obras Sanitarias.

"Estas perforaciones son financiadas por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y tiene como finalidad optimizar la provisión del agua", considerando calidad y cantidad, manifestó ayer el ingeniero Villarreal.

Desde la Comuna se aseguró, en virtud de los temores que resurgieron a raíz de la confirmación de la presencia de arsénico en el líquido en Junín, que "es permanente el estudio de los pozos que están funcionando en diferentes zonas de la ciudad y también, como se informara días atrás, se efectuaron análisis en la red de agua potable".

Agua potable

El incremento de consumo de agua va ligado a la mejora de la calidad de vida y al mayor consumo de productos y servicios que en su proceso productivo o industrial demandan intervención del líquido elemento. Asimismo, la situación se agudizó en los últimos años por varias razones como el aumento de la cantidad de población; el incremento del número de piletas para recreación y la mayor disponibilidad en el mercado de artefactos que utilizan agua para poder funcionar (hidrolavadoras, lavarropas, lavaplatos, etcétera).

El consumo de agua por habitante en Argentina es uno de los más altos en el mundo, y está en crecimiento, con un promedio de entre 500 y 600 litros por día por habitante, siendo que una persona necesita 250 a diario para consumo e higiene. Este alto nivel nacional se replica en nuestra ciudad donde se potabilizan por día unos 500 litros por habitante, mientras que en Europa, el consumo promedio es menor a la mitad de esa cantidad.

Pergamino se provee de un acuífero subterráneo de determinadas características y en el cual la cantidad de agua disponible en la zona es siempre la misma, es decir que a pesar del aumento de la demanda el recurso no se puede incrementar.

Además la calidad del agua disponible puede llegar a degradarse por distintos factores como contaminación de las fuentes o por la extracción excesiva de agua (salinización por sobreexplotación de los acuíferos), entre otros.

Varias mejoras

En los últimos años la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios de la Municipalidad de Pergamino ha introducido importantes mejoras en el sistema de agua potable como por ejemplo: habilitación de la cisterna de tres millones de litros de capacidad; ejecución de perforaciones en diferentes sectores; cambio de válvulas esclusas y cambio de punto de bombeo de una perforación céntrica; habilitación de cañería maestra en avenida Illia entre Liniers y ruta Nº 8; interconexión de los sistemas de distribución norte y sur.

A lo que se suma una fuerte intervención en tecnología para hacer más eficiente el servicio como por ejemplo la red de monitoreo con que cuenta la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios, que incluye sensores remotos que permiten conocer niveles de presión en distintos puntos de la ciudad, el estado de funcionamiento de las perforaciones, comandar el funcionamiento de los tanques y cisterna, etcétera.

Finalmente, la Municipalidad de Pergamino recuerda que es absolutamente necesario lograr un uso responsable del agua por parte de la población y de las industrias, motivo por el cual viene trabajando con campañas de uso responsable del agua, y durante el año 2007 implementó un programa educativo integral sobre el tema en todas las escuelas de la ciudad.

"Cada uno de los vecinos de Pergamino tendremos que cambiar nuestras conductas respecto del uso de este recurso, como única manera para mantener los servicios de agua potable con un funcionamiento razonable, y para tener una ciudad ambientalmente sustentable. Siendo concientes de que en el futuro, nuestros modos de usar el agua serán necesariamente diferentes a lo que hoy estamos acostumbrados", señalaron desde la Comuna local.

Recomendaciones

En el marco del trabajo de prevención que se viene desarrollando, se informó que "es indispensable arreglar las canillas que gotean o las pérdidas en los inodoros. El simple goteo de una canilla consume unos 50 litros diarios, que es la cantidad que usa para beber toda una familia en una semana. Por un flotante roto del inodoro se pueden desperdiciar hasta 4.000 litros por día".

El objetivo de la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios al pedir que se observen estos consejos es "poder disfrutar del agua", admitió ayer el ingeniero Julio Villarreal en diálogo con el Diario.

Comentá la nota