La Municipalidad vuelve al estado de emergencia

El intendente Giacomino prevé inscribir la emergencia económica en las sesiones extraordinarias del Concejo. La medida se implementaría a casi un año de haber puesto el municipio fin a la misma, el 20 de diciembre de 2007

Después de un año que fuera derogado el régimen de excepción, la Municipalidad de Córdoba volverá a adherir a la emergencia económica que rige en la Nación y que fue prorrogada la semana pasada en el Senado hasta el 31 de diciembre de 2009. El tema se trataría en las sesiones extraordinarias que se

inauguran el jueves próximo.

La decisión de Giacomino de volver a la emergencia económica tiene lugar a menos un año de haber decidido poner fin a la misma, el 20 de diciembre de 2007. “Con una economía nacional normalizada, no se justifica seguir utilizando un instrumento como el de la emergencia económica”, dijo el responsable del gobierno municipal hace poco menos de un año.

El intendente ya venía insinuando esta posibilidad días pasados y ahora decidió incluir la emergencia dentro del temario que el Concejo Deliberante debatirá durante las sesiones extraordinarias, a partir de pasado mañana. Entre los temas que el Ejecutivo municipal no puede soslayar y también incluiría para tratamiento extraordinario figuran el Presupuesto 2009, el Código Tributario y la Ordenanza Tarifaria. Los tiempos de acá a fin de año son cortos y la emergencia económica deberá ser aprobada en doble lectura y con una audiencia pública de por medio. Esto lleva no menos de 10 o 12 días; aunque de todas maneras, la iniciativa sería aprobada en el Concejo sin mayores inconvenientes. Por lo pronto, el juecismo difícilmente podría reprochar el proyecto porque Luis Juez gobernó sus cuatro años en estado de emergencia y sin un contexto de crisis como el actual.

Cabe recordar que Giacomino, en diciembre de 2007, dejó sin efecto la ley de emergencia que regía desde noviembre de 2001. Increíblemente, a menos de 12 meses, las justificaciones en las que el intendente se basó para poner fin a la emergencia de casi 6 años fueron: un contexto económico nacional favorable, meta alcanzada de equilibrio fiscal, deuda controlada (financiada a largo plazo) y buenas expectativas de recaudación tributaria, entre otras. Sin embargo, parece este 2008 haber sido un año (aún no terminó) muy vertiginoso y radicalmente cambiante en lo que hace a crecimiento y equilibrio económicos locales. De un contexto al menos favorable a principios del corriente año, la realidad del país parece bordear hoy las márgenes de un escenario de crisis profunda. Y, obviamente, el municipio de la Capital cordobesa no quedará al margen de las consecuencias. Justamente por los embates de una crisis que ya no es inminente, sino que hoy alcanza con sus brazos a diversos sectores de la sociedad, es que Giacomino busca ampararse de los embargos y juicios contra la Municipalidad de parte de sus acreedores.

Haciendo unos pasos hacia atrás, bajo la órbita de la ley de emergencia económica gobernó durante los cuatro años de gestión su antecesor, (la Ordenanza N° 10.464 fue aprobada en noviembre de 2001 por ex intendente Germán Kammerath) y esa norma le permitió pilotear los desfases financieros que culminaron en la crisis institucional de diciembre de 2001. También tuvo este amparo Kammerath en sus dos últimos años de gobierno y luego de un año de paréntesis lo retomaría el actual intendente.

Comentá la nota