“La municipalidad tiene que responder por las deficiencias del transporte público”.

El intendente Cristian Breitenstein aseguró ayer por la mañana en Radio Universal que “el que dice que no hay colectivos, no abre los ojos”, y desató la polémica.
En Frente a Cano, el concejal Alberto Sangre responsabilizó al Ejecutivo y aseguró que “tiene que responder por las deficiencias del servicio a la brevedad”.

Asimismo, adelantó que desde el Concejo Deliberante trasladarán los reclamos de los vecinos.

“Sus palabras célebres estuvieron un poco de más, pareciera que no escucha los reclamos de los usuarios”, enfatizó contra Breitenstein.

Por otra parte, el edil de la Coalición Cívica indicó que el director de Seguridad Vial de la comuna, Maximiliano Celendano, debería tener un informe completo con los resultados de los controles realizados por los inspectores del CUIM. “Queremos conocer si las empresas cumplen con los recorridos y las frecuencias”, sostuvo.

De todos modos, aseguró que llegaron al Concejo Deliberante muchas quejas de los usuarios por incumplimientos de las tres prestatarias del servicio y que serán presentadas en la dirección de Tránsito.

Comentá la nota