La Municipalidad tenía previsto colocar "mesetas" pero no las hizo

Alrededor de la plazoleta Antigua Estación Basílica debía haber 5 mesetas. No obstante, la mortal colisión del sábado posiblemente no se hubiese evitado, según estimó el subsecretario de Control Urbano.
La Municipalidad tenía previsto colocar "mesetas" reductoras de velocidad en calle Barnech entre Mariano Moreno y Rivadavia pero por alguna razón que se desconoce nunca lo hizo. No obstante, aseguran en el gobierno que el choque del sábado último causado por un menor al volante de una camioneta que circulaba a alta velocidad y mató a dos mujeres que iban en un auto, difícilmente hubiese sido evitado por más que estuviese instalado este dispositivo.

A esta conclusión llegó el subsecretario de Control Urbano de la comuna, Oscar Clarensio, quien accedió a hablar esta semana con EL CIVISMO mientras continúa la polémica desatada tras el siniestro acerca de las medidas que debieron ser tomadas para prevenir situaciones como la acontecida.

Horas después del trágico choque, volvió la controversia referida a los reductores que se pusieron, se sacaron y se deberían haber colocado en Barnech.

Se escucharon opiniones a favor y en contra, algunas con buenas intenciones y otras cargadas de un trasfondo político para tratar de sacar rédito en medio de una tragedia cuando resta algo más de un mes para las elecciones.

A todo esto, Clarensio recordó que, con sus errores, ese dispositivo que había adquirido e instalado el dueño de Heladería Iceland había dado resultado. "Era un mal menor para solucionar un mal mayor", dijo el funcionario.

FUERA DE LA LEY

Sin embargo, al no ajustarse a lo que indica el marco legal, el Concejo Deliberante ordenó a la Municipalidad su retiro aunque instó a que arbitre "las medidas necesarias para resolver la reducción de velocidad del tránsito vehicular en ese sector en términos del marco jurídico vigente", dispone la comunicación aprobada el 12 de septiembre de 2008.

El subsecretario Clarensio, blanco de buena parte de las críticas, enumeró una serie de medidas que las áreas que está a su cargo llevaron a cabo en las calles que rodean a la plazoleta Antigua Estación Basílica para controlar el tránsito y evitar los denominados accidentes. "Pedimos la Policía Vial y estuvieron un tiempo largo. Además, siempre dispuse operativos de tránsito los fines de semana con guardia hasta última hora de la noche. No hay mezclar: los controles estuvieron –enfatizó el funcionario y candidato a concejal por el oficialismo- pero este accidente fue a una hora que no es pico y pudo haber pasado en cualquier esquina de Luján. Cualquier imprudente con una camioneta de esas características (la Ford modelo Ranger 4x4 que manejaba el menor que causó el doble mortal choque) una meseta la pasa igual".

Mientras tanto, la Municipalidad tiene en sus planes construir un número no determinado de "mesetas" para reemplazar, incluso, los actuales "lomos de burro" colocados en muchas calles, avenidas y caminos entre localidades durante la gestión del ex intendente Miguel Prince.

Lo legal no siempre es lo ideal

Por Ley 12.582 las "mesetas" autorizadas deben reunir las siguientes características: tienen que tener 5cm. de altura con respecto a las calles, 4 metros de longitud, 2 metros de ancho y explanadas ascendentes y descendentes de 1 metro cada una. A su vez, tienen que estar pintadas lo mismo que la zona de frenado previa. "Cuando una camioneta como la que tuvo el accidente viene a alta velocidad, las mesetas no reducen tanto la velocidad como los reductores amarillos que se habían puesto", afirmó Clarensio.

Comentá la nota