La Municipalidad responsabilizó al gobierno de Scioli por la entrega de "alimentos contaminados"

En medio de la polémica desatada por una denuncia de las organizaciones sociales que daba cuenta de que habían recibido del Gobierno de Scioli alimentos contaminados "con gorgojos"; la secretaria de Desarrollo Social del Municipio, María del Carmen Viñas, aseguró que "la responsabilidad es de la Provincia" y adjudicó el lamentable episodio a las escasas inspecciones bromatológicas.
"Ellos hacen controles bromatológicos al azar de acuerdo a las partidas, y eso es lo que se entrega", subrayó.

En primer término, la funcionaria se refirió a los 7000 kilos de leche en polvo vencidos en el deposito municipal, irregularidad que vinculó a la Secretaría de Salud de la Comuna, a cargo del Dr. Alejandro Ferro. "Es una leche que pertenece a Salud y se reparte en las salas, por lo que se inició un sumario desde ésa área para establecer responsabilidades", explicó y recalcó que "en el depósito de Desarrollo Social tenemos cosas de otras secretarías y es responsabilidad de cada una de ellas". "Porqué estaba la leche ahí se debe a que en un momento había mucha cantidad y nos pidieron un lugar para el acopio, nada más", agregó la funcionaria en declaraciones a FM Residencias.

A su vez, admitió que "es lamentable que algo así ocurra" y aseveró: "El Secretario de Salud y yo somos los más interesados en determinar las responsabilidades inherentes a cada uno".

En tanto, en relación al malestar que manifestaron las organizaciones sociales MTR, Barrios Unidos en Lucha, Polo Obrero, Nueva Esperanza y Corriente Clasista y Combativa, que denunciaron haber recibido alimentos contaminados "con gorgojos"; la contadora Viñas sostuvo: "Ya hemos hablado de esta situación con el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense y hemos pedido que cuando nuestros camiones vayan a buscar la mercadería que es para los movimientos sociales, nos hagan entrega de un certificado de Bromatología, pero ellos dicen que es muy difícil porque el proceso de compra que tiene la Provincia, según me relataron, es muy parecido al que tiene el Municipio: ellos hacen controles bromatológicos al azar, de acuerdo a las partidas, y eso es lo que se entrega".

En ese sentido, aclaró que "no se acopia en los depósitos la comida destinada a los movimientos, sino que se sube a un camión y se entrega directamente y, a lo sumo, la mercadería pasa una noche guardada dentro del camión, porque es un alimento que tiene que llegar rápido a la gente".

"Inclusive –añadió-, me dijo (el director regional de la secretaría de desarrollo Humano) Pablo Obeid que no es la primera vez que ocurre algo así y que ha tenido por esta partida reclamos de algún otro Municipio".

Por último, Viñas ratificó: "No es por descargar responsabilidades en algún otro lugar, pero nuestra misión es exclusivamente esa". "El informe de Bromatología da que está apta para consumo, lo cual quiere decir que en el mismo lote pudo haber llegado algún paquete mal cerrado, pero es responsabilidad de la Provincia y habrá que extremar los controles", sentenció.

Comentá la nota