La Municipalidad reclama información a la CEAL por la falta de suministro de agua

En diciembre, el intendente Omar Duclós envió una nota a la Cooperativa Eléctrica de Azul Limitada solicitándole información sobre la situación de la red de provisión de agua potable y también del plan de obras e inversión.
Según se informó ayer desde la comuna, la carta no fue respondida, por lo que ahora le reclama que en cinco días lo haga. Mientras tanto, gran parte de la ciudad sigue con la problemática de la falta de agua.

La falta de agua, este año, se profundizó y alcanzó a sectores de la ciudad que años anteriores no tenían esta problemática. El municipio ahora reclama a la CEAL respuestas a una carta que mandó los primeros días de diciembre solicitándole información.

El 9 de diciembre pasado el intendente Omar Duclós envió una nota a la Cooperativa Eléctrica de Azul Limitada por la problemática en el suministro de agua, solicitándole en ese momento que informe sobre la situación de la red de provisión y también sobre el plan de obras e inversión.

Según se aseguró ayer desde la Municipalidad, la nota no fue respondida, por lo que ahora la comuna reclama que en el plazo de cinco días la CEAL brinde la información solicitada en esa oportunidad.

El requerimiento hecho en diciembre surgió luego de que el Departamento Ejecutivo acordara con concejales de los distintos bloques efectuar "una exhaustiva evaluación y seguimiento de la situación planteada por la insuficiente provisión de agua potable en distintos sectores de nuestra ciudad", se indicó.

Información solicitada

Firmada por el intendente Omar Duclós y dirigida al presidente de la CEAL, Roberto Rusciolelli, la nota está sellada por mesa de entradas de la Cooperativa el día 9 de diciembre de 2008. En ella se solicita un diagnóstico integral de la situación de la red de provisión de agua potable en esta ciudad, "con el propósito de determinar claramente el alcance de las dificultades verificadas en algunos barrios en los últimos días". Asimismo, pide el Plan de Obras y de Inversión, "identificándose fuente de financiamiento, con la correspondiente proyección plurianual, necesarios para la optimización del suministro del mencionado servicio a toda la comunidad".

Según aclara el jefe comunal, es información que "reviste fundamental importancia para el análisis de la actual y futura estructura tarifaria y cualquier otra decisión que se deba adoptar desde el Poder Concedente Municipal, en el marco de los lineamientos y obligaciones asumidas en la concesión vigente".

Muchos problemas, ninguna respuesta

Si bien la problemática en el suministro de agua en esta ciudad no es nueva, lo real es que este último año se agudizó e incluso se extendió a sectores que antes no alcanzaba. Así pudo determinarlo este diario cuando la semana pasada hizo un relevamiento en distintos barrios y habló con los vecinos.

Cada uno de ellos comentó su situación, coincidiendo todos en lo desesperante que es no tener un servicio imprescindible como es el agua.

En este contexto, los reclamos apuntaron directamente hacia la Cooperativa Eléctrica por no brindar una prestación por la que se paga mes a mes -caso contrario, y pese a tratarse de un servicio vital, estratégico e imprescindible, se corta el suministro-, y también hacia el Ejecutivo, por ser el poder concedente en este caso.

El problema de la presión de agua empezó en algunos sectores en noviembre y se profundizó y se extendió a otros barrios en diciembre. Ante las quejas y reclamos reiterados -la gente no puede lavarse la cara ni los dientes cuando se levanta, bañarse es una odisea, lavar la ropa se convirtió en un lujo, asear los alimentos o cocinar una hazaña y ni qué hablar de regar plantas, baldear patios, veredas o utilizar el baño como corresponde-, tanto desde la Cooperativa como desde el Municipio las respuestas fueron tibias.

Comentá la nota