La Municipalidad de Rafaela busca contrarrestar la deserción escolar

Realizan entrevistas con los familiares cuyos hijos finalizaron este año el Primario. Se busca generar conciencia en los padres sobre la importancia de mantener a los chicos en el sistema educativo.
A partir de la labor conjunta entre las Secretarías de Educación y Desarrollo Social de la Municipalidad de Rafaela, comenzó la semana pasada un trabajo que busca asegurar la continuidad de los estudios de los alumnos que finalizan este año la escolaridad primaria. A tal fin, se llevan a cabo entrevistas con familias cuyos hijos culminan en 2009 este ciclo para informarlas y concientizarlas sobre la importancia de mantener a sus hijos en el sistema educativo.

Por medio de esta iniciativa, se pretende abordar de manera personalizada los casos de niños en riesgo social, con el fin de fortalecer la inclusión social y asegurando sus posibilidades de formación.

Esta tarea se enmarca en el principio de obligatoriedad del secundario establecido por los Ministerios de Educación de la Nación y de la provincia y acompaña el esfuerzo de las instituciones educativas de la ciudad; focalizándose en las escuelas primarias de los barrios más vulnerables, donde es mayor el riesgo de que los niños no se inscriban en el secundario.

El trabajo se concentra en alumnos que finalizan séptimo grado porque, históricamente, los casos de abandono en esa instancia no quedan registrados en ninguna estadística de deserción.

La intervención consiste en realizar visitas personalizadas a los hogares de 76 chicos, evaluados como "en riesgo de abandonar sus estudios".

Esta actividad es realizada por integrantes de un equipo formado por 20 profesionales de las áreas de Educación y Acción Social del Municipio.

En las entrevistas, se concientiza a los padres de los chicos sobre el valor de que sus hijos inicien los estudios secundarios y se los informa y asesora sobre la oferta educativa de Nivel Medio que hay en la ciudad y los tramitación inherente para su inscripción.

La labor fue coordinada con los directivos de las escuelas medias, de manera tal que se reciban los casos atendidos por el equipo municipal para lograr efectivamente la inscripción de los chicos a los establecimientos.

De esos 76 chicos abordados, 54 ya se inscribieron en una escuela secundaria y continuarán sus estudios; en tanto que los casos restantes están siendo considerados por los especialistas para asegurar su permanencia en el sistema educativo. Además, desde el Municipio existe la firme decisión de brindar un acompañamiento permanente a las familias, con el objetivo de que puedan sostener a sus hijos en la educación del ciclo medio.

Algunos datos

Asimismo, en las visitas a los hogares, surgieron casos de jóvenes que habían abandonado su educación secundaria, por lo que la tarea se concentró también en alcanzar la reinserción escolar de esos jóvenes.

Paralelamente, el Municipio realiza una campaña de difusión mediante distintos medios por las calles de la ciudad, sensibilizando a padres y tutores de la importancia de cumplir la obligatoriedad del secundario.

Una tarea similar, pero en este caso para efectuar el seguimiento de los alumnos que finalizaron sus estudios medios en 2008, llevó adelante el Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (Icedel).

El objetivo de este trabajo es comparar la intención declarada el año anterior por los estudiantes de continuar los estudios terciarios y universitarios, con la realidad actual. El conocimiento de esta evolución permitirá -desde los datos estadísticos- afianzar y/o rectificar los resultados obtenidos para profundizar el conocimiento con respecto del perfil profesional que poseerá la ciudad en los próximos años.

Paralelamente, se desarrolló la encuesta que el Icedel realiza, todos los años, entre los jóvenes que finalizan sus estudios medios.

Comentá la nota