"Si la Municipalidad no se pone los pantalones largos, la medida de fuerza se volverá inevitable"

Así lo advirtió Guillermo Messina, titular de Remicoop, a colación del impedimento que sufren los remises para ingresar a la Nueva Terminal. "Al paso que vamos – adelantó - si esto no se soluciona, ya no podremos contener a los trabajadores".
En diálogo con Cazador de Noticias, Messina consideró que a los funcionarios de la comuna local "se les ha escapado la tortuga" y reconoció que están frenando a los conductores que, por esta situación, "querían cortar el acceso de los colectivos el próximo 15 de enero", justo cuando se produce el primer gran recambio.

Asimismo, contó que se ha reunido con los responsables de otras agencias que padecen la misma problemática y adelantó que en conjunto han resuelto presentar una nota exigiendo que se resuelvan las dificultades.

"Anoche – contó Messina – un remisero ingresó al predio a pesar de la prohibición porque transportaba a una persona mayor y no se podía permitir dejarla afuera, bajo la lluvia. Pero resulta que particulares que estaban en la entrada, y que probablemente son agentes de seguridad de la propia Terminal, golpearon a este muchacho".

A continuación, en tanto, se quejó: "acá viene cualquiera, pone un cartel y ya está, se hace dueño de un espacio público". "El tema es que se debería tener en cuenta que estamos hablando de la Terminal de Mar del Plata, que no pertenece a ningún particular sino que precisamente es de la ciudad" – indicó ofuscado.

Y añadió: "no entendemos cuál es el inconveniente y tampoco encontramos explicación para que nos obliguen a dejar a la gente en la calle". "No podemos ubicarnos ni por San Juan; es algo de no creer", denunció.

Mientras que al concluir, Messina propuso: "si quieren hacer negocio, que cobren peaje y que aclaren las cosas como corresponde". "Si no – destacó – da la impresión que formamos parte de una ciudad bananera".

Comentá la nota