La Municipalidad no pagará la suba salarial a los colectiveros

La Municipalidad de Rosario junto a otras Intendencias del interior del país acordaron no sacar de sus propios recursos dinero para afrontar un nuevo aumento de los choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).
De esta manera, la suba salarial deberá ser compensada con subsidios otorgados por el Estado nacional.

   No habrá más recursos propios para sostener los colectivos del interior. Así se desprende del documento firmado el viernes en Mar del Plata donde se expresa que "ante la inminente suba a los choferes y la inviabilidad de trasladar este aumento a los costos del sistema o a la tarifa, se solicitan más refuerzos de las Compensaciones Complementarias Provinciales (CCP) para absorber estas demandas".

   Como ya había anticipado La Capital, la reunión congregó a representantes de Rosario, Mar del Plata, Tucumán, Neuquén, Córdoba, Santa Fe y Corrientes.

   La premisa fundamental del documento que será elevado al secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, por el intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, pasa por lograr que todas las ciudades del país usen el mismo coeficiente y las mismas variables de distribución que Buenos Aires.

   La idea es romper con la macrocefalia porteña que se lleva la mayor parte de los recursos que se obtienen por una alícuota al gasoil (Sistau) y otros subsidios.

Igual patrón. El lobby del interior reclama un mismo patrón de reparto para todas las jurisdicciones que rompa con la inequidad que otorga el Régimen de Compensaciones Complementarias (RCC) a los coches porteños. Eso ocurre con los coches porteños bajo el método Amba.

   No resulta casual que la tarifa para viajar en Capital Federal sea de 1,10 peso.

   Ya en marzo pasado, las sumas no remunerativas que recibieron los choferes (entre 300 y 400 pesos mensuales) fueron acordadas no sólo por la UTA y la Federación de Transportistas de Pasajeros (Fatap), sino que también participó el Estado nacional. Ahora, la pretensión de los colectiveros es obtener el 21 por ciento retroactivo a marzo.

   La titular del Ente del Transporte de Rosario (ETR), Mónica Alvarado estuvo el viernes en la Perla del Atlántico como representante de Rosario.

   Cabe recordar que el propio intendente Miguel Lifschitz reveló que el sistema local de colectivos pierde por día unos 120 mil pesos.

   Esta diferencia se da entre el costo "real" del transporte de 1,95 y la que pagan los usuarios de 1,60 peso. El impacto podría ser mayor si el Estado no compensa con subsidios el aumento de los choferes. La tarifa "técnica" del transporte sería de 2,01 pesos.

   Serán jornada decisivas. Este miércoles, la Federación de Transportistas de Pasajeros (Fatap) se reunirá con la UTA para terminar de ultimar detalles del reclamo de aumento salarial.

Comentá la nota