La Municipalidad nunca multó a Draco por los incumplimientos

Pasaron diez meses y la planta todavía no funciona, pero no se la castigó como preveía el contrato.

El escándalo por el tratamiento final de la basura crece con el correr de las horas. NUEVA RIOJA confirmó que la empresa concesionaria del servicio nunca fue multada por el municipio capitalino, a pesar de que los funcionarios municipales estaban al tanto de los incumplimientos contractuales.

Draco tiene la concesión del tratamiento final de la residuos en la ciudad Capital desde septiembre del año pasado. Es decir, que pasaron diez meses desde que comenzó a trabajar.

Según el informe técnico que desarrolló la Gerencia de Disposición Final de los Residuos urbanos y patológicos, la empresa no está funcionando y no se cumplieron con los aspectos básicos del plan de obra establecido en el contrato de concesión del servicio.

Sin embargo, en diez meses el municipio nunca estableció multas contra la concesionaria, no la castigó a pesar de tener información sobre los incumplimientos y le permitió continuar desarrollando sus tareas.

El artículo 13 del contrato de concesión es muy claro: "Cuando los incumplimientos de la concesionaria sean parciales y habiendo sido apercibidas por el órgano de contralor y si las falencias no hayan sido solucionadas en el tiempo otorgado por el órgano, la concedente podrá imponer multas".

La multa era un porcentaje del canon mensual y a la tercera sanción determinaba una sanción del ciento por ciento del canon mensual, que alcanza los 50 mil pesos por mes.

El municipio sabía desde los primeros días de este año -es decir a los cuatro meses de la concesión- que la empresa no estaba funcionando y que se estaba incumpliendo ampliamente con los plazos establecidos.

A esto se suma, que el Concejo Deliberante recién aprobó el contrato de concesión en marzo del año pasado, cuando ya hacía seis meses que Draco daba muestras evidentes de que los plazos de acción no se estaban cumpliendo.

Ni los concejales ni los funcionarios municipales parecieron tomar nota de la gravedad de lo que pasaba hasta hace diez días, cuando se presentó el primer informe técnico.

Posición

Ayer NUEVA RIOJA recorrió junto a las autoridades de la empresa el predio de tratamiento final, ubicado a 20 kilómetros del centro de la ciudad hacia el Norte.

El gerente de la empresa, Daniel Lanari, explicó los principales motivos por los cuales diez meses después siguen sin funcionar.

Lanari destacó la caída de los precios internacionales de los elementos que Draco iba a vender como material reciclado.

También remarcó que no cuentan con energía eléctrica porque EDELaR no instala un transformador acorde a las necesidades energéticas que presentan.

Y finalmente, comentó que invirtieron poco más de 1,8 millones de pesos, que están al día con los salarios de los trabajadores y que esperan la reunión que los dueños de la empresa mantendrán con el intendente Ricardo Quintela la próxima semana.

Espera

En el Palacio municipal hay algunas certezas sobre el conflicto que estalló sobre un tema que creían cerrado.

El Jefe comunal recibirá el próximo martes al titular de la empresa, que le reclamará cambios en el contrato de concesión y en los plazos de ejecución de obra.

Es muy probable que Quintela y sus principales asesores rechacen ese pedido, le exijan que cumpla con el convenio y le adviertan sobre las deudas que mantienen por el canon.

Allí analizarán la posición de la empresa y es muy probable que en las próximas tres semanas surjan novedades.

Desde el Concejo Deliberante esperan una definición de las partes en la reunión del martes, sino habría reacciones en la sesión prevista para el próximo miércoles.

Comentá la nota