La Municipalidad de Mendoza realizó operativos sorpresa en pancherías.

Los inspectores municipales visitaron los locales para obtener muestras de las manos de quienes manipulan alimentos.
La Municipalidad de Mendoza realizó controles bromatológicos sorpresa en locales de comidas rápidas y sus inspectores eligieron distintas pancherías del centro.

En el operativo, los analistas de laboratorio realizaron el denominado "hisopado de manos" para obtener las muestras que serán analizadas en la comuna.

Según explicaron, en este procedimiento se utiliza un hisopo que es desplazado por la palma de la mano, su dorso, dedos y uñas. Dicha muestra permite efectuar el cultivo correspondiente que luego determinará si hay desarrollo bacteriano o de hongos.

"En los casos que se detecte la presencia de algún microorganismo o bacteria patógena el empleado no podrá asistir a su trabajo y deberá comenzar con un tratamiento médico; además el comercio será severamente sancionado por no cumplir con las normativas sanitarias exigidas", aseguró Marta Spagna, Analista de Laboratorio del Departamento de Bromatología de la municipalidad.

Asimismo, durante el operativo detectaron personal que no utiliza los elementos sanitarios correspondientes para manipular alimentos; como barbijo, guantes, delantal, gorras o pañuelos para el cabello.

La Municipalidad destacó que estas acciones se repetirán en restaurantes, bares, pubs, y confiterías.

Comentá la nota