La Municipalidad liberada

En la mañana del martes se dieron respuesta a los reclamos que hiciera el titular del MIJD, Raúl Castells, y que terminaran que él, juntamente a los manifestantes que llegaron a reclamar al palacio municipal siguiera su protesta dentro del municipio con una huelga de hambre.
La misma terminó cuando se medió para que EDEN resuelva restituir el servicio de usuarios a quienes le había cortado el mismo y la entrega de ayuda alimentaria para las familias que este grupo representaba.

Ya no somos un tranquilo pueblo del norte de la provincia de Buenos Aires. Sucesos como lo de la toma de la municipalidad perpetrada por un movimiento social liderado por un dirigente como Raúl Castells muestran que la fisonomía de pueblo ha cambiado y mucho, y es más ni siquiera ya de una pequeña ciudad sino que cada vez nos encontramos con situaciones que nos acercan a otros escenarios en los cuales no estamos acostumbrados a vivir.

La marcha se originó por el corte de luz a usuarios de la localidad de Villa Ramallo que era en lo que la empresa prestadora de servicio y el intendente en la anterior manifestación habían asegurado que a nadie se le iba a cortar el servicio por los aumentos del PUREE en caso de no poder pagar las boletas. Se llegó a un acuerdo para que se reconecte el servicio y luego se verá como continúa la situación con estas personas y sus boletas que adeudan.

Por otra parte el dirigente fue categórico al denunciar que los bolsones de comida en que se había comprometido la Municipalidad a entregar a este movimiento no habrían sido de la conformidad de ellos y tampoco del número que se había pactado con antelación.

Tanto por el corte como por la falta de bolsones se determinó ayer llevar la medida de protesta a una huelga de hambre la cual se manifestó dentro del palacio municipal. En la noche del lunes los vecinos que llegaron con Castells permanecieron en su actitud hasta promediar la mañana de este martes donde llegaron respuestas a sus reclamos. La noche transcurrió con absoluta calma y la policía no tuvo mayores inconvenientes con esta situación.

Si bien la policía estuvo presente en todo momento en que se llevo adelante la protesta no tuvo que intervenir y finalmente el conflicto se desarrollo y concluyó de forma pacifica.

Desde la empresa EDEN se gestionó para llevar adelante la reconexión de algunos usuarios a quienes se le había cortado el suministro como así también ampliar el marco para los beneficiarios de la Tarifa de Interés Social (TIS). Por intermedio del diputado Ricardo Gorostiza llegó la gestión de poder contar con 4000 kilos en alimentos por mes para otorgar a las familias. De esa manera se puso fin al conflicto entre las partes y los manifestantes dejaron el palacio municipal el cual volvió a su desarrollo habitual.

Comentá la nota