Municipalidad se hará cargo de la ejecución de la "copa de leche" en las escuelas

Los concejales aprobaron el convenio entre el Municipio y la Provincia, que prevé la transferencia de casi 4 millones de pesos anuales de la Provincia para la ejecución operativa del Programa Comedores Escolares.
Criticaron al Ejecutivo por enviar un proyecto de estas características un día antes de la sesión, y solicitar su tratamiento de manera urgente. Dudas sobre la capacidad operativa del Ejecutivo para la distribución de los alimentos a las escuelas.

El Concejo Deliberante aprobó esta mañana por mayoría el Proyecto de Ordenanza que permite autorizar la firma de un convenio entre el Ejecutivo y el Ministerio de Educación de la Provincia de Río Negro por el cual, a través de la transferencia de fondos provinciales, el Municipio se hace cargo de ejecutar el Programa Comedores Escolares en los establecimientos educativos comprendidos en el ejido Municipal.

"El Ministerio garantiza la regular transferencia de fondos y delega en la Municipalidad y ésta acepta, los recursos financieros y la ejecución del Programa", indica el Proyecto de Ordenanza presentado ayer por el Ejecutivo en sus fundamentos.

A través del acuerdo, el Ministerio otorgará al Municipio 60.426 pesos en conceptos de Gastos Administrativos y Operativos Anuales, un total de 2.707.311,60 de pesos para 2.578.392 raciones de desayunos anuales; 1.099.396,80 de pesos para 323.352 raciones de comedor, anuales; lo que significa transferencias por 3.867.134,40 de pesos anuales.

El plazo de vigencia del convenio será de un año, caducando en diciembre del 2009.

Laura Alves destacó la importancia del Proyecto y la necesidad de que sea aprobado para que la Provincia libere los fondos. "La Escuela Antu Ruca tienen la leche hasta el viernes", alertó Alves y agregó que "no se puede hacer política a partir de una copa de leche. Es lo mismo que si fueran vacunas".

A pesar de ser aprobado, a excepción de los votos de Hugo Cejas y Arabela Carreras, los concejales manifestaron su disconformidad por el poco tiempo que tuvieron para conocer el convenio que ingresó ayer al Concejo, y muchos ediles ni siquiera habían llegado a leerlo.

En este sentido, el oficialista Claudio Otano reconoció que "no es la forma de presentarlo 24 horas antes".

El presidente del Concejo Deliberante, Darío Barriga, advirtió "la desprolijidad muy grande de conocer hoy el convenio", y argumentó su voto positivo, ante la solicitud del Intendente Marcelo Cascón antes de comenzar la sesión. Además, pidió que "el Intendente vele que a partir del lunes tengan su copa de leche".

Por otra parte, Darío Rodríguez Duch resaltó que "la Municipalidad a través de este convenio va a adquirir la capacidad de ser co demandada junto a la Provincia, por la ejecución del Programa". En este sentido, el edil explicó que las consecuencias "podrían derivar en procesos penales como abandono de personas e incumplimiento de deberes de funcionario público". Además, agregó que "esperamos que se tenga total noción en el Ejecutivo porque es el que adquiere la responsabilidad directa".

Antes de la votación, el edil Hugo Cejas anticipó su voto negativo al Proyecto y sostuvo que "no estamos frente a una situación que comienza hoy, tiene antecedentes sobrados en materia de transferencia de fondos de la provincia a la ciudad". Asimismo, solicitó que "se asegure un mecanismo y un sistema que pueda funcionar y no solo algo que desdibuja responsabilidades".

A su turno, Silvia Paz, manifestó su apoyo al convenio y se comprometió a seguirlo de cerca y trabajar junto con la secretaría de Acción Social.

El Proyecto de Ordenanza fue aprobado con los votos positivos de los concejales Darío Rodríguez Duch, Daniel Pardo, Laura Alves, Claudio Otano, Silvana Camelli, Alfredo Martín, Silvia Paz y Darío Barriga; y los votos negativos de Hugo Cejas y Arabela Carreras.

Comentá la nota