La Municipalidad determinó que la mancha del río tenía total ausencia de oxígeno

Un informe realizado por el Laboratorio de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Gualeguaychú, en referencia a la mancha aparecida el 5 de febrero frente a la planta de Botnia, arrojó que no había oxígeno en las muestras tomadas en inmediaciones del puente internacional “General San Martín” por el personal de Vigilancia Ambiental de la comuna.

El informe del laboratorio de OSNM “Ma. Eugenia Goldaracena” y los análisis abarcaron dos muestras de la mancha, de acuerdo al Protocolo rotulado como 24395 y 24396.

La muestra N° 24395 fue tomada a la altura del kilómetro 100 del río Uruguay y la N° 2 a la altura del Kilómetro 105 del mismo curso de agua internacional (N° 24396).

El color identificado de ambas muestras fue blanco-verdoso y en ninguna de las dos se encontró oxígeno disuelto. Es importante aclarar que Botnia se encuentra aproximadamente en el kilómetro 103 del Río Uruguay.

Esto demostraría, según indicó el médico Martín Alazard y varios profesionales en la materia consultados, “la presencia de sustancias peligrosas químicas producto de la actividad industrial”.

Por su parte, el bioquímico Carlos Goldaracena, integrante del equipo técnico de la Asamblea Ambiental, sostuvo en Radio Máxima que “queda demostrado que el oxígeno disuelto en el agua da cero, por lo que no hay posibilidades de vida en ese sector del río”.

Asimismo, el bioquímico sostuvo que la falta de oxígeno en el agua podría darse porque “las bacterias que hay en el agua utilizan el oxígeno para degradar, o sea oxidar y destruir, materia orgánica”.

En diálogo con EL ARGENTINO, Alazard sostuvo que es muy preocupante “la demanda altísima de oxígeno”, y otros profesionales consultados sobre la materia explicaron “que eso se debe a la presencia de materia orgánica biodegradable y materia orgánica no degradable, lo que implica actividad industrial”.

El análisis oficial asegura que sobre la muestra N° 1 que “se observa una delgada capa superficial sobrenadante, de no más de un milímetro, con sólidos en pequeñas hebras”. Además, agrega que las muestras analizadas poseen características de Demanda Biológica de Oxígeno (DBO) y Demanda Química de Oxígeno (DQO) similares a las de un efluente de tipo industrial y el informe aclara que “sólo se realizaron las determinaciones que estuvieron al alcance del equipamiento del laboratorio”.

Comentá la nota