La Municipalidad desplegó un operativo de control sobre el transporte público

La Subsecretaría de Transporte de la Municipalidad, en conjunto con la Dirección de Tránsito, realizó en la mañana de hoy un operativo de control de las unidades de transporte público de pasajeros. Cuatro unidades fueron detenidas por falta de documentación.
En un operativo de control vehicular en conjunto con la Dirección de Tránsito, la Subsecretaría de Transporte del Municipio capitalino procedió esta mañana -30 de diciembre- a retirar de la vía pública 4 unidades de la línea 11 por no contar con la documentación pertinente para transitar y por no cumplir con los mínimos requisitos de habilitación como transporte urbano de pasajeros.

Como medida preventiva de la seguridad vial y para la protección de la integridad de los pasajeros, los coches se encuentran secuestrados en el galpón municipal, a disposición del juzgado de faltas en turno, hasta tanto se acredite la documentación exigida por la normativa vigente.

El procedimiento se llevó a cabo sobre la Avenida Libertad, a la altura del campus universitario. Al respecto, desde la Subsecretaría de Transporte, Walter Sotelo, comentó que las infracciones detectadas en los colectivos detenidos fueron la ausencia de habilitación Municipal para circular, carencia de tarjeta verde de las unidades, falta de documentación que acrediten los respectivos seguros y falta de licencia de conductor de los choferes. Asimismo, Sotelo remarcó que la firma "viola la Ordenanza que establece una tarifa única para el transporte público de pasajeros".

"Más allá de que cuenten con una medida cautelar para prestar el servicio, la empresa no acreditó ante la Subsecretaría de Transporte el cumplimiento de todos los requisitos para que se le conceda la habilitación para transitar", reiteró Walter Sotelo, "por ello se procedió a retirar las unidades de la vía pública".

En este contexto, recordó que ya la semana pasada –el 24 de diciembre-, en un operativo de control vehicular, ya se demoraron algunas unidades de la línea 11. En dicha oportunidad, se procedió al labrado de actas por las infracciones cometidas "pero se llegó a un acuerdo con la empresa de trasladar las unidades al galpón de la firma bajo el compromiso de no circular hasta tanto no se regularice la documentación para ello".

Sin embargo, a una semana de aquel episodio, la situación fue la misma. "Se tomó esta medida porque nuestro compromiso es garantizar la seguridad de los pasajeros", resaltó Sotelo. Las denuncias correspondientes fueron realzadas por el personal autorizado en las Comisarias 9º y 16º, para el posterior traslado de las unidades.

Además, aclaró que el operativo de control de tránsito no fue exclusivamente a las unidades de la línea 11, sino también a los de otras firmas. Pero sólo los pertenecientes a Santa Ana de los Guácaras no contaban con la documentación habilitante.

Por otra parte, los inspectores de tránsito adelantaron que los controles se realizarán diariamente y esperan así brindarles mayor seguridad a los pasajeros.

Comentá la nota