La municipalidad denunció destrozos en la Plaza San Martín

Pintadas, plantas pisoteadas y aspersores sustraídos o dañados forman parte del relevamiento que realizó la Secretaría de Servicios Urbanos de Villa Mercedes. Esta semana comenzaron los arreglos.
Romi le declaró su amor a Lucho en la parte delantera del caballo del general José de San Martín y Renzo dejó tatuado su nombre en una de las ancas. Hasta lo más alto del monumento al "padre de la patria" debieron escalar para dejar esas inscripciones que uno de los encargados del mantenimiento de la plaza intentaba borrar. Las piedras que sostienen la figura del prócer y su equino tampoco escaparon de las pintadas, al igual que la base del mástil plagado de firmas, palabras y mensajes, que la municipalidad describió como "actividades que perjudican el aspecto paisajístico" del espacio verde.

Pero los actos que denuncia la Secretaría de Servicios Urbanos no terminan ahí. De acuerdo a un relevamiento que realizó esa área municipal, las plantas de la plaza están deterioradas y en algunos sectores desapareció el césped porque los aspersores fueron sustraídos o dañados. Para la subsecretaría de Planificación y Ejecución, Marcela Aguilera, "hay una campaña para romper y destruir".

"Si bien desde esta secretaría hacemos el mantenimiento como el corte de pasto y limpieza, vemos que se están haciendo actividades que perjudican el aspecto paisajístico de la plaza. Pintan el monumento, el mástil donde se deja la bandera, rompen las pocas plantas que han dejado. Hoy por hoy es una plaza sumamente emblemática para todos los villamercedinos ya que más allá de todos los actos públicos, se ha generado una corriente de recreación y de esparcimiento, y los niños no toman conciencia", agregó Aguilera.

A principios de esta semana, un grupo de personas dependientes de la subsecretaría comenzó con los trabajos de restauración del monumento sanmartiniano, reparación de algunos bancos y el acondicionamiento de la base del mástil donde hasta la placa que recuerda a los héroes de Malvinas sufrió la impregnación del aerosol. La plaza San Martín se convirtió en los últimos meses en un punto de encuentro obligado para los fines de semana. Familias enteras, motociclistas y jóvenes que practican bici cross llenan el lugar que también es el centro neurálgico de la mayoría de los actos oficiales que realiza el municipio. Sin embargo, la popularidad que alcanzó el espacio verde comenzó a mostrar consecuencias.

"Hoy tengo una palmera que está a punto de morirse porque saltan con las bicicletas y las van deteriorando poco a poco. Tengo un mástil totalmente pintado, el caballo de San Martín totalmente pintado. Los papás les debemos enseñar a nuestros hijos que esas cosas no se deben hacer porque en realidad la plaza es para disfrutar. Hay una campaña para romper, destruir y creo que es una actitud que debemos cambiar. Es un lugar público y todos debemos disfrutarlo, no romperlo", calificó la subsecretaria.

Con respecto a los paños verdes, la funcionaria reveló que todos los meses deben realizar el recambio de los aspersores porque aparecen rotos: "El riego es un tema complicado ya que es una plaza que cuenta con riego en todos los paños verdes y prácticamente una vez al mes estamos realizando el recambio de algunos aspersores porque los pisan, los rompen. Son elementos que tienen un costo importante y hace que algunos sectores pierdan el paño verde porque no están recibiendo el riego", acotó Aguilera.

Comentá la nota